Empire, la Dallas negra

empire04

Ya sabemos que cualquier cosa que huela a culebrón tendrá siempre abiertas las puertas de mi casa y si encima me dices que habrá oros, brilli-brilli y billetes a espuertas, ya tienes mi amor incondicional asegurado. Empire estaba destinada a ser uno de mis amores de la temporada.

Al grano. Sus creadores Lee Daniels y Danny Strong (mi amado Doyle en Las chicas Gilmore) la han bautizado como la Dinastía negra, aunque yo la veo más como la Dallas negra, la verdad. A ver, tanto da, pero es que Lucious Lyon, el patriarca malvado me recuerda terriblemente a J.R. Ewing y su charming cabronez. Cambias Dallas por Nueva York, el petróleo por la música y los blancos por los negros y BOOM: Empire.

A Lucious le interpreta Terrence Howard muy convincentemente, aunque no tiene hechuras de estrella del hip-hop. Pero dicen que Lee Daniels siempre quiso a Wesley Snipes como patriarca. Qué pena que Wesley esté medio carcelario y medio loco, porque podría haber sido muy grande. Respect, Wesley, respect. Lucious es un music mogul previously camello en las calles de Philadelphia, a la Jay Z que es malo, malo, malo, pero como es tu protagonista, le adoras. Y tiene tres hijos, a cuál más jodido, de entre los cuales pretende elegir a un heredero de su imperio. Uno es bipolar, el otro gay y otro un kinky rico. Tres perlas. La familia Lyon es una familia ultra rica y ultra jodida. Llena de contradicciones, amor a la sangre y muy gangsta. Porque Empire, ante todo, es una serie muy bien ambientada en una familia negra que viene de la calle y muy fiel a lo que se mueve en el negocio del hip-hop.

empire03

Eso sí, si no os va el rollo musical, Empire no es para vosotros, pues es uno de los pilares de la serie y todo gira entorno a la familia cantando producidos por Timbaland. Aquí está claro que FOX intenta encontrar su nueva Glee para facturar tanto en venta de anuncios como en venta de discos. La revelación musical de Empire es Jussie Smollett, un tío de esos guapos, mazas y que encima sabe cantar, así que no extraña que sus canciones sean las más descargadas de iTunes. Jussie es hermano de Jurnee Smollett, la Jess Merriweather de Friday Night Lights. Aunque mi papel favorito de Jurnee siempre será el de mejor amiga de Michelle Tanner en Full House.

Pero el mejor personaje de todos es Cookie Lyon, la Sue Ellen negra, la ex-mujer de Lucious, quien ha pasado 17 en la cárcel para protegerle a él y dejarle que construyese su imperio. Pero Cookie ha vuelto a recuperar el tiempo perdido en todos los sentidos. Taraji P. Henson roba todas las escenas en las que sale. Cookie Lyon tiene esa actitud de “sin prisioneros” que todos deberíamos tener. Es una mujer vulnerable, con sentimientos, pero con más cojones que el caballo de Espartero y que va a pasar por encima de quien haga falta, con sus oros, sus pieles y su leopardo. En Empire no hay ese enfrentamiento de mujer mala contra mujer buena, a la Alexis contra Krystel de Dinastía, pues Cookie es ambas a la vez. Además es el único personaje que es ella misma durante toda la serie y nunca varía en sus opiniones o lealtades. Cookie Lyon es lo más. Es lo que hay.

En Empire no siempre te enteras de lo que está pasando, la verdad. Como en todo buen culebrón, tienes que hacer un poco de suspension of disbelief y simplemente disfrutar del viaje, a ver qué te cuentan ese día, que ropa llevará Cookie o cómo va a conseguir putear Lucious a su familia otra vez. Y, ojo, si sois fans de los cameos de famosos, Empire es vuestra serie. Naomi Campbell (sorprendente), Judd Nelson, Jennifer Hudson, Raven Symoné, Courtney Love, Snoop Dogg, Mary J. Blige, Rita Ora, Gladys Knight… y esto solo en 10 capítulos. Imaginad todas las maravillas que nos pueden traer para la segunda temporada. Me froto las manos.

Scroll To Top