Títulos mentirosos: Trophy Wife

tw03

El tema de poner nombres desafortunados a las series es historia antigua ya, pero creo que hoy es necesario airearlo una vez más. Sé que no es tarea fácil intentar captar al máximo de público posible con un par de palabras solamente, pero hijos, si nos dedicamos a eso, esforcémonos a tope.

Uno de los mayores crímenes de la titulación de una serie es asociar a dicha serie como una “serie de mujeres”. No es que haya nada malo en “las series de mujeres”, amo las series de mujeres. Amo a la series y amo a las mujeres. Pero ya sabéis que en la calle se comenta que las series de mujeres apestan, así que está claro que una de las peores cosas que le pueden pasar a una serie es que la malinterpreten de esta manera porque, además en la mayoría de los casos la serie es buena. El caso más grave es el de The Good Wife, pues siendo una de las mejores series de la última década todavía tiene que seguir luchando día a día contra la losa de su título. ¿Qué es eso de “La buena esposa”? Como os podéis imaginar, a los cuatro petardos de bar a quienes les han dicho que no sabrán lo que es la vida hasta que no vean The Wire, la sola idea de pensar en ver una serie que se llama “La buena esposa” les produce urticaria. Que les den, está claro.

tw01

Pero esta temporada hay otra serie que sufre del mismo mal, se llama Trophy Wife y es una buena comedia. No pasará a la historia y, probablemente, la ABC dude si renovarla para la siguiente temporada, pero al menos, es una serie digna y, qué narices, encaja perfectamente en su grupo de series sobre familias (Modern Family, The Goldbergs, Suburgatory…). Ahora bien, ese título que tiene es una mierda y no sé si la gente será capaz de ver más allá y darse cuenta de que es más Modern Family que Real Housewives of Orange County. “Trophy Wife” es una expresión anglosajona que viene a referirse a mujeres guapas y lozanas que se casan con viejos ajados y forrados. Y, bueno, sí, en la serie Malin Åkerman es una chica rubia tetuda que se casa con un señor mayor que ella y con bastante más dinero. Pero vaya, ni Bradley Whitford es Donald Trump ni Malin Åkerman Anna Nicole Smith. Hasta ahí lo de Trophy Wife porque realmente y, aunque me de pena por Bradley (grandeza pura), Akerman y Whitford pintan poco en esta serie, cuya mayor virtud está en haber encontrado a tres niños (¡Tres!) que saben actuar y que, en muchos casos superan a los adultos.

tw05

Si bien está serie en algún momento de su desarrollo en la ABC debió estar pensada como un vehículo para la belleza de Akerman, las dos ex-mujeres de Bradley Whitford le roban todas las escenas. La locura de Michaela Watkins y la grandeza de Marcia Gay Harden son difíciles de igualar para la pobre Malin, que se ve superada por los tres menores de la serie. A Bailee Madison, la hija, la recordaréis por ser la pequeña Snow en Once Upon a time y al grandioso Ryan Lee lo descubrimos en Super 8, con sus mega-dientacos y teñido de rubio (¿o va más teñido ahora?). Pero aquí la palma se la lleva Albert Tsai, hijo adoptado por Bradley y su segunda mujer. Tsai es, en mi opinión, una de las grandes revelaciones de la temporada. Roba TODAS las escenas en las que sale y sus grititos y bailes son memorables. No sé cómo tratará la madurez a Tsai o si sus ruidismos seguirán haciendo la misma gracia cuando tenga 20 años. Pero, de momento, disfrutemos del niño que le robó la serie a Malin y a Bradley.

Scroll To Top