Sorkineces

Este lunes es el primero en mucho tiempo en que el mundo no tiene capítulo de The Newsroom para destripar. ¿Erais de los que los destripabais? ¿O erais de los que los amabais incondicionalmente? Seguramente muchos estáis en ese grupo de frustados por lo que no fue y podría haber sido, y quizás otros muchos la hayáis disfrutado aceptando sus defectos. No voy a venir yo ahora a decirle a nadie lo que le tiene que parecer una serie, así que vamos a quitarle un poco de hierro a todo el sorkin-asunto.

Para empezar, ¿alguno de vosotros jugó al bingo de The Newsroom viendo un capítulo?

Se puede descargar súper grande para imprimir en la web de los que lo inventaron.

Aunque falta la casilla “querría zarandear a Maggie hasta que entrase en razón de una puñetera vez”, yo confieso que con el capítulo de Osama iba marcando homenajes: 1. Sentido homenaje a los pilotos post 11S: check. 2. Sentido homenaje a los polis y fuerzas de seguridad en general post 11S: check. Me preguntaba cómo se lo harían para meter a un bombero en la redacción, pero el (y 3) sentido homenaje a los bomberos post 11S se lo ventilaron con una gorrita. Sirve. Check.

Y es que todos sabemos que Sorkin tiene sus lugares comunes. Pone nombres similares, trabaja con la misma gente… Él es así, por eso nos gusta a unos y por eso mismo otros disfrutan metiéndose con él como quien se mete con el listo de la clase. ¿Habéis visto este vídeo? Es la fórmula Sorkin, o lo que le súper funciona y súper mola y por eso lo repite, ¿qué pasa?:

.

Otro elemento que caracteriza al amigo Sorkin (y especialmente a The West Wing) es eso del walk and talk. Creo que los pasillos de la ACN no dan tanto juego como los de la Casa Blanca, seguramente en más de un sentido. Anyway, el choteo al que se prestó el mismo Sorkin en 30 Rock es de esas cosas que te arreglan el día, así como esta mini-reunion de algunos de los chicos de The West Wing para Funny or die con el objetivo de conseguir que América camine. El detalle final de la chaqueta no tiene precio:

Clic para ver, que no me han dejado incrustar el vídeo.

Pero volvamos a The Newsroom. ¿Tenéis presente la escena con la que se abre la serie?. Se hace difícil imaginarse que este tío que habla tanto y tan bien fuera en su día un tonto muy tonto, verdad?. Bueno, lo cierto es que cuando Will cae con los pantalones bajados en la segunda parte de The Blackout casi tengo un flashback, pero no es eso a lo que viene este párrafo. Ahí va una parodia de esa misma escena (la del discurso súper guay, no la de la caída de y con pantalones) en formato vampírico y el por qué los vampiros no son ya los monstruos más guays del mundo (pero podrían serlo):

.

Y ya que he sacado a colación lo de Dos tontos muy tontos, justo será acabe recordando que Jeff Daniels también interpretó hace unos años a un tío muy famoso, muy listillo, muy arisco, y con muchos problemas interiores, al que una chica ayuda a salir de su prisión. Él era Arlen Faber y la chica Lauren Graham. La película no me pareció nada del otro mundo, pero si os va la causa la disfrutaréis:

.

Por cierto, quizás algo de lo que he dicho os hace pensar lo contrario, pero sí, he disfrutado The Newsroom como una enana, lo que no implica que sea incapaz de reconocer que a veces me ha chirriado. Tendré que volver a aplicar aquí eso de que porque tu pareja ronque no dejas de querer acostarte con ella. Y también, sí, espero su segunda temporada con ilusión, expectación y alegría. Y ahora viene un topicazo absolutamente poco original, pero tengo que hacerlo: no, The Newsroom no es la mejor serie del mundo mundial, pero podría serlo. Sed felices, y no os creáis todo lo que dicen las noticias.

Scroll To Top