Jason Ritter, el anti-hombre

Lo diré sin tapujos: no me gusta Jason Ritter.

No me gustó en Joan of Arcadia, no me gustó en The Event y todavía me gusta menos en Parenthood. Me parece un tipo sin carisma, sin gracia y, ni mucho menos, sex appeal. Pero el mundo de la televisión se ha propuesto llevarme la contraria, pues me encuentro a este chico hasta en la sopa.

Es más, la temporada que viene, Jason Katims le ha dado un buen papel en su nuevo drama médico para su lucimiento personal. Está claro que Jason Katims es de esos showrunners fieles a sus actores ya que, por un lado me tendré que volver a comer a Ritter, pero gracias al cielo también contará con Michael B. Jordan para County. Sólo le falta tirar un poco más de la cantera Friday Night Lights y ya lo tenemos hecho.

La parte positiva de que Ritter sea el protagonista de County es que, por fin, dejaré de presenciar estas imágenes de Ritter en la cama con Lauren Graham, que no hay quien se las crea y las digiera. No es que el personaje de Lauren en Parenhood sea un dechado de virtudes, es que simplemente creo que Lorelai Gilmore está muy por encima de esto. No hay manera que yo me crea a este hombre como un macho de pelo en pecho. De hecho, me da grima.

Pero, ojo, tiene una cosa que me gusta. Y es que es hijo del gran John Ritter. Eso, por supuesto, no es ningún mérito del pobre Jason, pero su padre era tan grande que, esperemos que algo se le haya quedado. Recordemos todos juntos: Al senador, ni caso, Apartamento para tres, Este chico es un demonio ser el padre de Ben en Felicity…. en fin, genial.

Y, encima, visionario, pues como vemos en este recorte antiguo de la revista People, John no quería que sus hijos fuesen actores. En eso fracasó, ves. Y, otra cosa, de pequeño Jason era muy gueño, ¿no?

 

Scroll To Top