Fringe: ellos con un par y yo con un sinvivir

Y no, esto no va de las negociaciones para su renovación. Y sí, viene con algo de spoilers.

A estas alturas de la temporada yo creía que ya habríamos recuperado a Peter, como pasó con Olivia la temporada pasada, que la tuvimos un tiempo en el over there y la recuperamos antes del parón de invierno. Claro que Peter está más lejos, por decirlo de alguna forma.

Con un par. No se me ocurre otra cosa. Porque hay que ser valiente, o quizás imprudente, o seguramente también demente, o todo junto, a la vez que muy, pero que muy inteligente para enviar a uno de tus personajes principales a una linea temporal paralela en la que el susodicho ha sido erradicado y, más importante todavía, mantenerlo ahí. Ah, espera, y conseguir que no te salga un fiasco.

Y mi sinvivir aumenta a medida que avanza la temporada. Al principio era pintoresco ese universo sin Peter (aunque ahora con él), con una Olivia que no era Olivia, una Zorrivia que no era tan Zorrivia, un Lee bastante más follable y un Walter si cabe más desquiciado. Sí, pintoresco y hasta agradable, pero colega ¿dónde está mi universo?

No puedo dejar de pensar que si me encariño con este Walter, o si comienzo a reconciliarme con Walternate, o si me permito sufrir demasiado con Olivia, o si me sorprendo deseando que Lee y ella vayan al cine juntos a ver Regreso al Futuro y luego lo que se preste, voy a acabar sufriendo su pérdida. Quiero volver con los otros, los echo de menos, pero entonces perderé a los actuales, a los que ya amo… vale, y asumámoslo, también contemplo la posibilidad de una no renovación y entonces los perderé a todos de golpe. Pues eso, un sinvivir.

Los chicos de Zona Fringe publicaban hace unos días una entrevista de The Huffington Post a Jeff Pinkner y Joel Wyman en la que precisamente les planteaban este dilema, que no hacía más que aumentar con la escena del sueño en Back to Where You’ve Never Been. Pinker y Wyman dicen algo así como que quieren que nos sintamos como Peter, deseando encajar pero queriendo volver, perdiendo algo en ambos casos. También dicen que los dos siguientes capítulos serán importantes al respecto. Bien, uno ya lo hemos visto, y disfrutado, y mucho. Veremos qué nos depara el de este viernes.

Una cosa antes de acabar: ahora mismo en Fringe han jugado con cuatro universos, dos en cada linea temporal. Ahí es nada. Sobra decir que no podrían hacer algo así sin el estupendo trabajo de los actores que tienen por ahí, pero no quitemos mérito a los esfuerzos plasmados en el guión o la dirección, sin los que tamaña locura podría convertirse en un truño tan fácilmente como pasar del over here al over there.

Por cierto, después de todo esto, ¿a alguien le sorprenden los problemas de Fringe para sobrevivir en Fox?

Scroll To Top