Community y el 3 por ciento

No invento la sopa de ajo al afirmar que lo que hace grande a Community es precisamente su punto débil. Está claro que Community no es para quedarse a medias, o entras o no entras, y también está claro que entrar en Community requiere tener un pasaporte pop culture repleto de sellos. Si lo tienes, comienzas a tomar conciencia de pertenecer a esa minoría que lo flipa con la serie y que necesita profundamente que sus amigos también lo hagan. Si no lo tienes, puedes llegar a aborrecer a ese amigo pesado que insiste en que mires una serie que a ti no te hace puñetera gracia. El mundo es un lugar complicado.

En este artículo hablan precisamente de estos puntos flacos de Community, añadiendo una estrategia de promoción por parte de la NBC no del todo acertada. Y es que aunque muchos son optimistas con su futuro, nadie puede negar que Community es una de esas series que pocos ven pero alaban mucho. Estamos en lo mismo: los del pasaporte pop culture con muchos sellos pueden (¿podemos?) hacer mucho ruido, pero no tenemos medidor de audiencias en casa. Fin de la historia. ¿Fin de la serie?

Si amas Community seguramente formas parte de ese 3% del que habla Ken Levine en este post. Se trata de ese 3% de la audiencia para el que un guionista escribe una broma, consciente de que el 97% restante no la va a pillar. Explica Levine (guionista, por cierto) que en MASH las solían escribir, aunque no muy seguidas y siempre rodeadas de un montón de bromas más accesibles para la mayoría. Community no hace esto último, y es su marca de la casa, pero también tiene consecuencias.

Y así estamos estos días: sufriendo (otra vez y lo que nos queda) por el futuro de Community. Yo me despido con esta carta a la NBC de Maureen Ryan para que no cancelen Community (que por cierto, ya han comenzado las campañas de salvación) y con algunas tomas falsas, que como son de gente equivocándose y riéndose, pues hacen gracia invariablemente. Enjoy!

.

Scroll To Top