El estado de las parejas

Desengañémonos, en muchas de las series de casos, el caso en sí te la trae al pairo y lo que te interesa es cómo interactúan los personajes, entre ellos y con el caso, y oye, si el caso no apesta, pues mejor. Más que series de casos o procedimentales, casi podrían llamarlas series con parejas mixtas, su tensión sexual y algunos secundarios… y si creen que a los 10 minutos han resuelto el caso, se equivocan. Si la tensión sexual está al fondo, en primer plano o te ha petado en la cara, eso depende de la serie y del momento en que se encuentre.

Hace algunos meses, los chicos de buddyTV hablaban de Bones, Castle y Chuck como tres formas diferentes de trabajar la tensión sexual de una pareja televisiva. Claro que eso fue hace unos meses, y en sus finales de temporada, especialmente Bones y Castle, han dado pasos importantes en la relación de sus parejas. ¿Cómo se enfrentan a la nueva temporada con el patio que les ha quedado después de los últimos 60 segundos de la anterior? Ahí que voy.

Bones: que te he dicho que solamente somos compañeros… oh! wait!

En Bones se pasaron cuatro temporadas conociéndose ellos y divirtiéndonos a nosotros. Para mi gusto, una tensión sexual muy bien llevada que en la quinta temporada alcanzó niveles de intensidad estratosféricos. En realidad no tengo ningún problema con que hayan tardado cinco temporadas en agitar el asunto, me molesta más que la sexta haya sido un bajón tremendo en este sentido, y que haya tenido un final que oscila entre el simple ¿Qué? y el contundente ¿Qué mierda es esta?, dependiendo del karma del espectador.

Señores de Bones: me parece fantástico y saludable que Booth y Brennan hayan tenido sexo salvaje, hasta me parece coherente que no lo hayamos visto, pero a partir de aquí, sabéis perfectamente que si no enseñáis beso, arrechucho o arrumaco es como si ahí no hubiera pasado nada, por mucho que la madre naturaleza haga de las suyas. Y a esto, el señor Hart Hanson responde:

I think the first images of the new season will explain a lot (…) I don’t want to blow anything big here, but people will be as interested and excited as (the creative team is) in where all these characters are. Fuente: TVFanatic.

¿Sí? ¿En serio? Mira que nos encontramos el 3 de noviembre y veremos si realmente conseguís plantarle cara al Moonlighting curse convirtiendo a Booth y Brennan en futuros papás.

Castle: I love you, Kate… Kate? Did you hear me?

En Castle el tratamiento de la tensión sexual siempre ha sido bastante menos sutil que en Bones, y quizás por eso puede que no esperen tanto como ellos. Ya en los últimos capítulos de la temporada, Kate jugueteaba con el “dejarse llevar”, claro que la palma se la lleva el bocachancla de Rick soltando eso de I love you justo al final. ¿Aún es pronto para estos dos? ¿Deberían pasarse algún tiempo más jugando al “somos amigos, nos gusta discutir, pero juntos somos imparables”? ¿Realmente pueden seguir jugando a eso ahora que Castle ha dicho en alto lo que ha dicho?

Evidentemente, algo tiene que cambiar, aunque está claro que no va a ser Beckett despertándose y saliendo corriendo a comprarse el ajuar. La verdad es que estoy impaciente por ver cómo lo solucionan, y espero que no la caguen. Ahí lo que responde Laurie Zaks, productora ejecutiva de Castle cuando le preguntan si durante esta temporada Kate y Richard van a trajinarse mutuamente:

I would bet no, I hope not… we’re going to wait until Bones does it and see how that works out!

¿En serio? Entonces explican a Laurie que en Bones, de hecho, ya ha habido trajín…

Oh damn, I’m going to call Stephen Nathan (productor ejecutivo de Bones). Fuente: The TV Addict

En fin, de momento, parece que la hija perfecta de Castle no lleva demasiado bien que su padre vaya por ahí jugándose la vida por Kate. No fuerces la máquina, Alexis, que sabes que tú y yo no tenemos una relación fácil.

Chuck: love embrace

Aquí van los valientes que han sabido unir a su pareja protagonista y sobrevivir, que si algo caracteriza a Chuck es su capacidad de supervivencia. Chuck y Sarah han tenido de todo: que si no sé, no sé, que si vale, que si ahora me voy con otro, que si te quiero y punto, que si aprendamos a convivir, que si casémonos… y ahí que están, afrontando su última temporada con la pareja consolidada, con un (otro) cambio de juego y algún tiempo para despedirse sin necesidad de liar a sus protagonistas precipitadamente al final. Me encantan.

¿Más parejas? Otra de mis preferidas es la que forman Myka y Pete en Warehouse 13, que se han pasado dos temporadas asexuados, como si fueran primos o hermanos o algo, y ha estado muy bien, pero quizás les está llegando el momento de comenzar a flirtear, ¿no?

Con Fringe no me meto, que veremos cómo solucionan la que tienen liada con el triángulo que se han inventado, con The Closer tampoco, que Brenda lo lleva todo a su manera, y a House mejor no acercarse, que el hombre anda de un corrosivo intratable.

En fin, cada uno tendrá sus parejas preferidas, pero yo acabo con Mary de In Plain Sight, que aún tendremos que esperar, pero… ¿nos regalarán en su última temporada un Mary/Marshall?

Scroll To Top