Líos de genes

Lo de Switched at Birth es un magnífico ejemplo de trilerismo infantil. Y la verdad, con la de telefilms que debe haber por ahí sobre niños intercambiados -por error o no- en el hospital, ya tardaban en episodizar la historia. Era cuestión de tiempo que alguna cadena tipo Lifetime se lanzara a ello, y ha sido ABC Family con Switched at Birth la que ha ganado.

No hace falta tener muchas luces para saber de qué va el asunto. El tema es tan básico como el nombre de la cadena que la emite, vaya, un a-b-c- del culebrón telefilmoso, y es que para mí la historia de las dos niñas intercambiadas al nacer es más una serie familiar que un algo puramente juvenil, que para bien o para mal los jovenzuelos de hoy en día están más por series a lo videoclip, con esas bandas sonoras ituneables y tramas a cien por hora, que por moralinas estilo feel-good sobre la paternidad y crecimiento personal.

Total, que Switched at Birth es lo que es. Si alguien quiere otro enfoque, que revise la vida y milagros de Mac en Veronica Mars, pero para los que se sientan cómodos con este tipo de historias de sobremesa: adelante, Switched at Birth mola mil en ese nivel.

El tema es que los chicos de ABC Family andan desatados con sus líos con los genes, que a punto están de estrenar The Lying Game, sobre dos hermanas gemelas separadas al nacer que han crecido alejadas, una a lo ricacho y la otra a lo humilde orfanatil. Teniendo en cuenta que el asunto ha salido de la misma cabeza que ha ideado Pretty Little Liars, me apuesto cualquier test de paternidad de Vanessa Marano a que esto no va a ser nada parecido a Tú a Boston y yo a California, y mucho menos a Cosas de Hermanas. Eso sí, apunta a que baja la media de edad de Switched at Birth, y por lo menos ya sabemos qué ha pasado con Blair Redford después de su abrupta marcha de los brazos de Bay.

Acabo con un mini reto: si la puedes liar parda con los genes cambiando a dos niñas al nacer o separando a dos gemelas… ¿Cómo te las apañarías para combinar ambos clásicos del trilerismo genético?

Sí, habéis acertado: ENSALADA DE GEMELAS!!! Maravilla pura.

>

Scroll To Top