Netflix no es para tanto

El mundo anda algo revuelto con Netflix y su aterrizaje en España. Yo no soy pitonisa y ni pajolera idea de lo que pasará cuando los chicos del streaming con tarifa plana lleguen aquí, pero sí me aventuro a afirmar que a más de uno no le va a cambiar la vida, ni de lejos.

Soy usuaria de Netflix. Hago trampas con las IPs y eso me permite acceder tanto a Netflix, pagando (7,99 dólares/mes), como a Hulu, en su versión gratuita (bueno, ahora tengo un mes gratis de HuluPlus por haber conectado mi cuenta con Facebook, es lo que tiene el poder social). Netflix tiene un catálogo enorme, eso es innegable, y un sistema de recomendación bastante currado. Pero, ¿qué pasa si quiero ver la primera parte de Harry Potter and the Deathly Hallows antes de ir al cine a ver la segunda? Pues que dos piedras, o lo que es lo mismo, resulta que no está disponible en streaming, ninguna del niño mago. Será que el acuerdo con Warner no dio para tanto.

Antes de seguir, recordemos que Netflix lleva en el negocio desde hace más de una década, funcionando a base de suscripciones y tarifas planas, y enviando los DVDs por correo. Que lo hayan petado con el sistema streaming tiene mucho que ver con que ya tenían una barbaridad de usuarios que pagaban la tarifa de suscripción cuando comenzaron a stremear. Que por cierto, la tarifa que ha subido y ha cabreado tanto a los yanquis últimamente es la de los DVDs por correo.

Lo cierto es que no sé si soy demasiado gafe o que el streaming ya no es lo que era, pero las películas que me apetece ver casi nunca están para ver on-line. ¿Solucionará este problema el servicio que ofrecerán en España? ¿Nos pondrán una tarifa más cara para disponer en streaming de todos los títulos?

Vamos ahora a por cómo se lo montan con las series, porque que ni de coña tienen los capítulos a ritmo de emisión. De nuevo, los acuerdos con los estudios/cadenas son tenebrosos. Claro que puedo revisionar todo Battlestar Galactica, ponerme al día con Parks and Recreation, recuperar viejas glorias como Murder, She Whrote o ver cuando me apetezca cualquier episodio de The X Files sin tener cajas y cajas de DVDs inundando el armario, y todo ordenadito, oye.

El catálogo es altamente interesante, pero ¿será igual de interesante en nuestra versión patria? A saber. Igualmente, no es apto para el día a día, ya que más bien cuelgan temporadas completas. Para eso es mejor Hulu, pero con reservas. Ahí que voy.

Hulu sí permite seguir series más o menos al día. Pones a una serie en tus favoritos y a medida que llegan nuevos capítulos te los ponen en una lista de reproducción para que te crees tu propia parrilla. Cuando ya los has visto, desaparecen de la lista y a otra cosa. Las reservas: en el mejor de los casos cuelgan el capítulo al día siguiente de su emisión, en muchos casos lo hacen después de un mes o incluso cuando ya ha acabado la temporada.

Para ver a este par en Hulu tienes que esperarte 30 días.

También es frecuente que el capítulo solamente esté disponible unos días, o tener únicamente unos cinco capítulos disponibles. Para acceder a todos los capítulos necesitas Hulu Plus (7,99 dólares/mes), una opción que no triunfa demasiado. Es comprensible puesto que para tener archivo un americano medio ya paga Netflix, ¿no? Además, la opción de paganini sigue teniendo publicidad (los mismos cortes que durante la emisión tradicional con uno o dos anuncios en cada corte). Eso sí, van recopilando información y llegan a ofrecer publicidad bastante personalizada, que en mi caso no sirve de una caca porque la mayoría de las veces no puedo comprar nada de lo que me ofrecen, pero puede ser interesante para los anunciantes.

Además no olvidemos que Hulu surge de un trato entre NBC Universal, Fox Entertainment Group y Disney-ABC television group, por lo que tienen series de sus estudios y de algunos otros estudios y cadenas, pero también hay ausencias relevantes, como la mayoría de series de la CBS. Actualización: desde otoño de 2011, las series de CW también se pueden ver en Hulu.

Total, que como comentábamos ayer @MissMacGuffin, @elsa_am y @roof77, las dudas con Netflix van mucho más allá de si estaremos dispuestos a pagar o no, sino de si realmente nos va a ofrecer lo que muchos usuarios quieren/queremos. El debate (ese viejo debate sobre el futuro del audiovisual, internet, la piratería y bla bla) se complica, claro que nunca fue sencillo, puesto que la televisión es un negocio muy caro y complicado cuyas líneas de acción chocan de frente con un mundo cada vez más globalizado.

En fin, yo os dejo con un anuncio muy chulo de Hulu que se emitió hace un par de Superbowls, con Alec Baldwin como alienígena intentando destruir el mundo a traves de la televisión. Enjoy!

 

Scroll To Top