De reyes y reinas

Hay un poco (muy poco) de espoilers del primer capi de la última de True Blood, ¿vale? Bueno, si no vale se puede continuar desde el tercer párrafo.

Me encanta que Bill sea ahora el rey de Louisiana. Bueno, básicamente me encanta la forma en que Eric y Sookie se chotean de your highness. Y es que en los tiempos que corren andar por ahí diciendo que eres rey queda algo rancio y retrógado (y más si eres un rey vampírico), pero desengañémonos, un rey tiene o mucho poder, o mucho dinero, o mucha popularidad, o las tres cosas. Y eso mola, bueno, molaría más si un rey no tuviera, por definición, toda una pléyade de enemigos dispuestos a matarle a la primera de cambio… vale, sí, a veces se lo merecen… ¿larga vida al rey?

Que alguien llame a Velázquez que un rey se ha vuelto a subir a un caballo.

Claro que para reyes, pues mejor nos vamos a los Siete Reinos, con su Juego de Tronos y su Choque de Reyes, títulos ambos más que descriptivos de lo que ha pasado y de lo que pasará en la segunda temporada: que al sur del Muro van a crecer reyes como enanos (no, Tyrion, tú, no). Pero yo os pregunto una cosa: ¿preferís a los reyes o a las reinas?

Más reinas lagartas, porque las de la foto de arriba son lagartas, las dos, de diferente naturaleza, pero lagartas. Sin embargo, para lagarta-lagarta, de las casa de las lagartas, tenemos a la reina Anna:

La reina lagarta de V tiene además el poder de colocar (y legalmente, oye) a todos sus súbditos, hecho que me perturbaba tanto como la diminuta cabecita de Anna, aunque quedaba muy reptiliana, la verdad.

Ian McShane fue un estupendo rey, y tenía una estupenda corte y unos maravillosos enemigos. Todo era demasiado en Kings, para lo bueno y para lo malo. Y así acabaron. Malos tiempos para los reyes re-imaginados, es lo que tiene hacer las cosas en el polo opuesto a Felipe y Letizia.

Luego está Arturo, seguramente el rey más ficcionado de la historia. En la tele últimamente lo hemos visto en Camelot (bye, bye, Camelot) y aún lo podemos ver en Merlin, así, jovencito y guapete, con su armadura y sus cosas, aún príncipe. Vale, la serie va de Merlin, pero Bradley James está muy mono, ¿qué pasa?

Mas brit-kings: The Tudors, con todas las licencias históricas que se han podido tomar y se les han ocurrido, que esto es Showtime y no el National Geografic. En fin, si hay algún rey que tuvo muchas reinas, pues ese fue Enrique VIII.

Sigo en la tierra de Ana Bolena, pero algunos siglos después, porque me encanta la reina Victoria de Doctor Who, con esa determinación y mala leche que se gasta en Tooth and Claw. Ojito con your highness que fundó Torchwood, poca broma. Isabel I e Isabel II también se han encontrado con el Doctor, bien lo recurda Liz 10 en The Beast Below, otro capítulo al que tengo enorme cariño.

Pero espera, que no puedo largarme de aquí sin recordar al Black Adder y sus peripecias con la monarquía. Nunca la royal people fue tan divertida. Os dejo con su musiquilla no sin antes recordar que Xena era princesa y Londo Mollari acabó siendo emperador. Lo de los reyes y reinas del baile de promoción da para otro post. Enjoy!

Scroll To Top