La casa de Courteney Cox

Ay, amigos, hacía tiempo que no publicábamos uno de esos posts tan innecesarios pero que tanto nos gustan como son las casas de los famosos. Y, en este caso os traemos algo que no nos podemos saltar a la torera, porque se trata de la casa de nuestra siempre adorada Courteney Cox. Y, como bien sabéis, todo lo que haga Courteney, es palabra del señor.

Para la edición veraniega de Elle Decor, Courteney nos abre las puertas de su casita de Malibú que, como aquí le llaman, es su “paraíso privado” y también es su gran obra magna. Ya que, para los que no lo sepáis, la gran afición de Courteney es la restauración y decoración de casas, pues antes de querer triunfar en Hollywood, la Sra. Cox estudió arquitectura.

Aquí está ella, la mar de mona, en la entrada de su casa, con unos cuadretes de Harland Miller que, además, pegan con su vestido.

Un saloncito muy limpio, donde me ha costado ver que la tele está empotrada en la misma chimenea. Mi amiga Courteney describe su casa como un “granero moderno”.

Otro saloncete. Que digo yo que, como no tiene tele, este será sólo para charlar y tomar el té. Con la unión de estos dos super-salones, Courteney nos da paso a su super jardín.


¿Qué más se puede pedir?

Pues un fuegazo enorme para tostar marshmallows con tus amigos mientras admiráis la puesta de sol en el Pacífico. ¿Cuántas conversaciones habrán tenido Courteney Cox y Jennifer Aniston mientras la asistenta te servía unos strawberry margaritas?

¡La piscina para que se bañe Coco! Además es de agua salada, que va bien para el cutis.

A ver, ¿es la misma piscina, o no? Está claro que cuando se es muli-millonetis te puedes permitir dos y tres piscinas. Y elevar el concepto de Barbacoa en la piscina a otro nivel.

Y montarte un bar, claro.

La habitación donde Courteney yacía con su ex David Arquette. Qué queréis que os diga… la mía es más bonita….

Claro que yo no tengo estas vistas.

Ni este baño dentro de mi cuarto. Claro que me parece una locura poner sillas de terciopelo al lado del agua… en fin… excentricidades de los famosos.

Eso sí, Monica Geller nunca hubiese tenido una habitación de invitados tan sencilla. Por mucho que la manta sea de Hermés.

En la cocina, más que hacer un pastel, me apetece hacer exploraciones forenses.

Igual que en lo que se supone que es un ¿comedor? La casa de los Cullen en Crepúsculo tiene más ambiente…

Y a pesar de que después de ver Teen Cribs en la MTV, cualquier cosa me sabe a poco, no me importaría nada tener una sala de juegos como esta. Y más si Courteney invita a Jennifer y a Lisa a jugar una partidita.

Scroll To Top