Cantando cantando… la acabé liando (Shonda edition)

Los capítulos musicales es lo que tienen, que el mundo se divide entre los que los aman y los que los aborrecen. Yo creo que para eso se hacen, para liarla parda, y por puro aburrimiento, a parte de para demostrar que el 90% de los americanos (o australianos, o canadienses) es capaz de cantar de forma más o menos decente.

Si En El Ala Oeste pueden hablar mientras caminan, nosotros podemos cantar mientras operamos

Que yo me imagino a alguna alma cándida preguntándole a Shonda: Shonda, Shonda, ¿y por qué haces un capítulo musical? Y la Shonda:

  • Porque puedo.
  • Porque me han dicho que Callie ganó un Tony, o algo, y además quiero reírme un poco de Hunt.
  • Porque después de fantasmas, bombas, locos con pistolas y de cargarme a media plantilla, pues era como el paso siguiente, ¿no?

Que así, entre nosotros, estoy por preguntar en el próximo ByTheQuiz cuáles de los mediquitos del Seattle Grace no han estado en algún momento ahí, a punto de palmarla. Pero en fin.

No voy a hacer una lista de los capítulos musicales de la vida porque aquí, aquí y aquí ya lo han hecho, aunque no considero que el de HIMYM fuese un capítulo musical, vaya por delante. Claro que si os interesa el tema, recomiendo mucho este texto sobre la historia del musical en la televisión.

Y sí, por si alguien lo dudaba, yo antidisfruté con el capítulo, y digo antidisfruté porque me gustó, pero no lo pasaba tan mal desde que Andy se fue a la universidad. Tengo mi propio top ten de sollozo incontrolado: momento Chasing Cars (aunque solo sea por memoria histórica), momento Breathe (porque Lexie me encanta) y momento The Story (proque hay que estar hecho de clara de huevo para no elevarse espiritualmente con ese número).

Que no pretendo yo aquí hacer una apología de los capítulos musicales en general, pero lo cierto es que son lo que son, y una cosa está clara, los protagonicen médicos, vampiros o agentes del FBI, que la gente se ponga a cantar de repente es raro, aquí, en Seattle o en Pequín, por lo que, si juegas, juegas, y  tampoco le buscaría yo tres pies al minino y me dejaría llevar un poco, ¿no?

Vaaaaaaaale, y también enlazo The Story y Chasing Cars.

Porque ahí está el asunto de los musicales: emocionarse cosa mala. Será por eso que muchos aprovechan, haciendo cantar a los personajes, para hacerles decir cosas que de normal no dirían, algo así como cuando todos nos preguntábamos cómo Rosa de España cantaba como cantaba y hablaba como hablaba, o como si ahora en Bones hicieran un capítulo musical (que les pegaría bastante, por cierto) y de repente Brennan se soltase con la canción esa ñoñosa de Ghost.

Y personalmente, y como soy esa mitad de ByTheWay.tv, tengo especial debilidad por aquel Something to Sing About de Once More, With Feeling de Buffy, cuando ella finalmente les suelta que la rescataron del paraíso y que está en el infierno, lo que viene siendo una depresión, vaya.

También soy especialmente fan del Brown Betty de Fringe, es lo que hay, porque es como si Walter abriese su corazón en canal, aunque en realidad era porque estaba hasta las cejas, y el corazón dañado era el de Peter… y algo también el de Olivia. Ahí os dejo con mi escena preferida, ¿lo dudabais?

Scroll To Top