Sobreviviendo al viernes

A más de uno le dio un agradable soponcio cuando hace unos días los chicos de Fox anunciaron que Fringe tendría cuarta temporada, y completita, de las de 22 capítulos nada menos. Y yo que me alegro porque soy fan hasta de la vaca (y los que me conocen saben que eso no es fácil, que sea fan de una vaca, digo) aunque no niego que tenía cierta curiosidad por ver qué enviarían los fans a la cadena cuando ésta hubiera confirmado la cancelación… ¿batidos de fresa? ¿hierba para Gene? ¿tinte pelirrojo? ¿antipelucas para parecer calvo?… Y yo si fuera el señor Fox pensaría: ¿y qué tal algo de dinerillo, majos? Que me lo imagino en plan faraona con eso de si cada americano (o fan con conexión a Internet) me da un dolarcillo… En fin.

Total, que en los términos y causas de renovación seguro que han intervenido diversos factores, conjunción divina para sorpresa de los que ya daban por segura la maldición de los viernes sobre Fringe, que unida al advenimiento del buen tiempo, ya tenía a más de uno renovando su odio por Fox.

Pero lo cierto es que Fringe no es un rara avis de los viernes. Hace unos días los chicos de ugo.com publicaban una lista con series supervivientes del friday night death slot, y es que los viernes tampoco son, en realidad, un cementerio de elefantes puro y duro, simplemente, quizás, un día en que hay que jugar diferente.

Ahí tenemos, sobreviviendo a los viernes, a Battlestar Galactica, Stargate SG-1, Stargate Atlantis y Eureka. Todas de SyFy… ¿vamos a recurrir aquí a que el tipo de gente que mira estas series no tiene nada mejor que hacer un viernes?

También, en ciencia ficción, aunque de otra cadena, está Expediente X, aunque de ella dijeron que los jóvenes que la veían salían de fiesta después de que se emitiese. Es un buen punto.

Para el público familiar, los chicos de ABC se inventaron en su día el TGIF (Thank Goodness It’s Friday), donde no les fue nada mal a Padres forzosos, Primos lejanos, Cosas de casa, Yo y el mundo, Vivir con Mr. Cooper, Step by Step y Sabrina, cosas de brujas. Lo que son las cosas, a mí que me parece raro ver Cosas de casa a una hora que no sea cercana a la comida.

En modo más adulto, y con pinta de no salir mucho los viernes, tenemos Law and Order: SVU, que se curró una audiencia fiel sus cuatro primeras temporadas los viernes antes de ir a parar a los martes. Ahí en el viernes se encontró con Nash Bridges, a la que le iba muy bien ahí antes de toparse con Mariska, por cierto. Numb3rs aguantó, y bastante bien, un buen puñado de temporadas los viernes, y Psych y Monk también formaron un buen tándem el día maldito.

Si vamos más vintage, podemos recordar Corrupción en Miami, que aguantó tres temporadas en viernes antes de ser cancelada, aunque fueron tres temporadas cuesta abajo, no tanto por ser viernes, sino más por competir con Dallas (que vierneseó junto a The Dukes of Hazzard) y por sufrir determinadas creatividades guionísticas.

Everybody Loves Raymond, por su parte, comenzó (y no triunfó) en viernes. Despegó cuando la pasaron al lunes. Y en lo que se refiere a Supernatural y Smallville… en fin, no sé qué pasará con los hermanos Winchester, pero como con el amigo Clark (que lleva dos temporadas en viernes), si se van, no será tanto por el movimiento de día de la última temporada, sino porque ya les toca (desde el más profundo cariño y amor, quede claro). Y es que enviar al viernes una serie cuando ya va en declive es otra opción.

Y por supuesto, no me olvido de Friday Night Lights, aunque no se puede decir que lo haya naileado it los viernes. Que todas las luces de los estadios la tengan en su gloria.

Por cierto, también hay otra lista de las series que no sobrevivieron al viernes.

Scroll To Top