Los especiales de Fringe

Que sí, que todos somos especiales y bla bla bla. Pero una cosa es que te lo diga tu madre o tu pareja y otra cosa es ser ESPECIAL, así, en mayúsculas. Esto es, no solamente ser único e irrepetible, sino también tener un destino, protagonizar una profecía, aparecer en un libro mágico o, en definitiva, formar parte de algo demasiado superior para poder entenderlo. Especial, pero especial rollo Luke Skywalker. ESPECIAL.

Y aquí comienzan los fringespoilers.

Peter Bishop - Luke Skywalker

Sip, Peter y Luke tienen más en común de lo que parece, comenzando por un padre semi-malvado. Y la Fuerza es poderosa en ambos.

Y a estas alturas nadie duda de que Peter Bishop es así de especial, que lo mismo podría llamarse Bishop que Skywalker, o Cypher, o Potter. También es indudable que cada día está más guapo, pero eso es otra historia.

Un par de universos dependen de los vientos que soplen en corazón de Peter, y no os voy a engañar, yo #sufrocomogeno con todo este tema. Porque sí, porque Peter viene de ser un apuesto Jedi llamado Pacey (que esperó meses para beneficiarse a la señora Cruise y luego, a la primera de cambio se beneficia a una rubia de bote), pero la máquina misterioso-tenebrosa le está convirtiendo en un lord sith (le robo la expresión a @laiamarques) de esos con capucha, que dan más miedo.

Total, que Peter va a tener que vivir en sus mismísimas carnes una lucha entre el bien y el mal, vaya, la de siempre, que al final todo se reduce a eso. Y esta vez con un par de jamonas de por medio.

Olivia Sydney

Olivia también tiene mucho en común con Syd, pero eso ya lo sabíamos, porque Syd es la reina de las ESPECIALES. Lo que para una fue el coterxiphan para la otra fue el project christmass. Le sumas lo del crecer si madre, sin padre, el prometido muerto, el noviete guapo que se va con otra medio engañado… solamene hace falta que a Olivia le salga una madre turbia.

Me parece algo patillero eso de que la que elija determinará el universo que sobreviva, pero una cosa está clara: Olivia, nuestra Olivia, también es ESPECIAL. Será el coterxiphan o las putadas que le ha hecho la vida, pero Olivia es especial. La otra no lo es (Olivia, que no te vuelva a oir decir eso de “es como yo pero mejor”), la otra es una pequeña furcia que ni siquiera ha pillado que el rubio le queda mejor.

Nota final: por cierto, también hay personajes ESPECIALES absolutamente APESTOSOS.

Scroll To Top