Viejos amigos

Encontrábame yo el otro día viendo Chase, una de mis series de relax de la temporada y cuál fue mi sorpresa, al presenciar el reencuentro de dos viejos amigos de la cárcel: Amaury Nolasco y Robert Knepper. Aunque, esta vez, Knepper era el malo (con la cara que tiene, no puede ser de otra manera) y Nolasco un US Marshall que persigue a los malos más malos de Estados Unidos. Por supuesto, los super polis le acababan pillando y le volvían a meter en chirona. Pero me alegré mucho de volver a ver a Knepper, que desde que interpretó a T-Bag en Prison Break, está siempre presente en mis peores pesadillas pero, en el fondo, me cae bien aunque sea un loco peligroso.

Chase es una serie de consumo ligero, en tanto que sabes qué esperar de ella. Que no es ni profundidades espirituales, ni alegorías místicas claro, pero al ser producción Jerry Bruckheimer, pues ya sabes que habrá explosiones, saltos imposibles desde coches en marcha y alguna que otra hostia bien dada en la boca. Y es que, a veces, estas series explosivas también relajan. Hasta el punto que la veo doblada al castellano, aunque estoy por dejar de hacerlo, ya que cada vez que el personaje de Nolasco abre la boca, me parece que estoy viendo una comedia bizarra. Por supuesto su personaje es latino, Marco Martínez se llama el wey, pero ¿hacía falta que su doblador impostase el acento de tal modo que parece que Nolasco, en vez de ir a atrapar a un fugitivo vaya con sus colegas al salsódromo más cercano?

Así que si sois de los que, como yo, no tenéis muchos prejuicios y os gusta también disfrutar de series de relleno, os recomiendo Chase, aunque recuerde terriblemente a In Plain Sight, pero sin la grandeza de sus personajes. Nadie puede superar a Mary McCormack y Frederick Weller. Aunque debo confesar que me alegro mucho de que los productores de Chase entrasen en razón y contratasen a Kelli Giddish como protagonista y se olvidasen de locuras como darle el papel a Téa Leoni o Christina Applegate. O seaaaa….no. Ya están haciendo suficiente re-inserción laboral dándole trabajo a Jesse Metcalfe, que todos sabemos que es medio tonto y de tanto que se le subió Mujeres Desesperadas a la cabeza, casi acaba friendo nuggets de pollo en el McDonald’s. Y, sí, como os podéis imaginar, amo a Cole Hauser, miembro de la Macho Alfa List 2010.

Scroll To Top