H. G. Wells: viajando, viajando, la acabé liando

A ver, amiguetes, aunque esto no va a ir básicamente sobre los cacharritos de Warehouse 13, quizás no queréis seguir (o como mínimo no leer los últimos cinco párrafos) si no la habéis visto, sus dos temporadas, especialmente la segunda. Avisados quedáis.

The Time Machine

El señor H. G. Wells nació en 1866, un año después de que Verne publicase De la Tierra a la Luna. A ambos dos se les considera los padres de la ciencia ficción, y a Wells, especialmente, el padre de los viajes en el tiempo, desde que en 1895 viese la luz su novela La máquina del tiempo.

Seis años antes, sin embargo, Mark Twain publicaba Un Yanqui en la Corte del Rey Arturo donde, a diferencia de la novela de Wells, el viajero iba al pasado poniéndolo todo patas arriba. Las reflexiones de Wells se centran más en el viaje al futuro, en la evolución (Darwin había muerto algunos años antes, pero ya la había liado parda con sus teorías) y en cómo ésta no siempre está de nuestra parte.

H. G. Wells

Wells llevó una vida relativamente normal, con sus libros, sus predicciones, su amantes y su muerte en 1946. Su trabajo le ha ganado infinitas referencias, adaptaciones y guiños. Sin embargo, nuestra ficción moderna se ha empeñado en convertirlo, a él, al mismísimo Wells de la Inglaterra victoriana, en el protagonista de La Máquina del Tiempo, ese viajero que no tiene nombre en la novela.

The Time Machine

Ya en la película Time After Time,  el señor Wells utiliza su máquina para viajar al futuro y detener a Jack el Destripador. Pero muchísimo más divertidas son las repetidas apariciones de H. G. Wells en Lois and Clark: The New Adventures of Superman, donde representaba que el entrañable e irónico señor inglés viajaba al futuro y al pasado ayudando a Superman y afirmando repetidamente que los descendientes de Clark y la futura desesperada fundarían Utopia. Tengo que decirlo, me supo muy mal que la cancelaran.

H. G. Welles and Tempus

El elegante señor de detrás soy yo, H. G. Wells. El de la pistola es un tío muy malo que también salía en Santa Barbara

Su aparición más reciente, ya lo sabéis, en la divertida Warehouse 13, donde resulta que es una chica, en realidad su hermana, en las ideas de la cual se basaban las novelas firmadas como H. G. Wells.

Helena. G. Wells viaja al futuro al estilo de The Sleeper Awakes, vaya, formato criogeneizado, a lo bella durmiente, modalidad de viaje bastante generalizada, por cierto.

Claro que los chicos de Warehouse 13 no podían dejar pasar la presencia de H. G. Wells para desempolvar una máquina del tiempo más tradicional, aunque ni de lejos la típica que estamos acostumbrados a ver, esa con una especie de paraguas en el culo.

The Time Machine

La máquina ideada por Helena se parece más a las piedricas que tienen los de Stargate Universe para viajar a la tierra. Se basa más en la transferencia mental (ish) a través del tiempo y del espacio. Me da igual, el capítulo en cuestión me encantó.

Continuo y acabo con Warehouse 13 y el deseo de que Helena vuelva en algún momento, aunque sea muy de vez en cuando. Dos razones: me encanta su acento, y no la considero una villana tan villanosa, que ya vimos que tiene buen fondo.

Scroll To Top