Los mejores padres del mundo

Friday Night Lights

Desde que empezó Friday Night Lights supimos que era una serie diferente. Su enfoque era distinto, sus personajes tenían más matices de lo habitual y nada en general era lo que le hubiésemos presupuesto a una serie sobre un equipo de futbol americano de instituto en un pueblo perdido de Texas. Lo más curioso de todo es que los padres protagonistas también son diferentes a lo habitual. Al menos a lo que estamos acostumbrados a ver en televisión pues se podría decir que son los padres más normales que se ha visto en mucho tiempo. De hecho, los Taylor, son los mejores padres que uno podría pedir.

Como cada año al hacerse públicas las listas de nominados a los Emmy, todos hemos puesto cara de asco y nos hemos cabreado un poco con las habituales injusticias. Pero este año, como un diamante en una bolsa de pipas, brillan los nombres de Kyle Chandler y Connie Britton en las categorías de mejores actor y actriz dramáticos. Probablemente no ganen, pero el mero de que estén ahí, donde hace tanto tiempo que se merecían estar, nos da una pequeña brizna de esperanza a los fanes. Vamos, como cuando nominan a Neil Patrick Harris en comedia y se llevan los premios Jon Cryer y Jeremy Piven. Pero vaya, en estos casos, me conformo con la intención y después aplico fanesia.

Hoy leía una lista de la Entertainment Weekly sobre estrellas de la televisión que habían conseguido tener dos papeles memorables. Desde Betty White, a David Boreanaz, Jason Bateman o Michael Landon. Y uno de ellos era Kyle Chandler, quien se lanzó al estrellato en Edición Anterior y ha conseguido ser memorable en Friday Night Lights. Dios sabe que le amo, pero dijésemos que Kyle Chandler ha encontrado el papel de su vida en Eric Taylor, pues la cara de perenne contrariado, ya la lleva él de serie. Otro ejemplo más de que el interpretarse a si mismo, a veces vale la pena. Otros miembros del club: Courtney Cox, Antonio Resines o Julia Louis-Dreyfus.

Algo que Kyle Chandler también comparte con Connie Britton es que ambos han estado en nuestras pantallas desde hace siglos pero parece que hayan pasado desapercibidos hasta ahora. Os confesaré que Connie forma parte de mi lista de girl-crushes, pues junto a Blake Lively y Stockard Channing forman el triunvirato de generaciones que me tienen fascinada. A Connie la descubrí en Spin City, serie de la que desapareció en cuanto Charlie Sheen tomó el relevo. Normal, claro. Y aunque no ha sido hasta Friday Night Lights que se ha afianzado como un nombre a tener en cuenta en la televisión, yo siempre la recordaré por su pequeño papel en El Ala Oeste como una de las asesoras del equipo de Bruno Gianelli.

Pero haga lo que haga, nada superará a sus disfraces en Spin City.

Scroll To Top