Harry Potter y su “wizarding” parque para magos

Y acabamos la semana de forma lúdico-festiva porque, si bien el universo entero (y aledaños) tiene los ojos puestos en el mundial de fútbol, el acontecimiento veraniego que realmente nos cambiará la vida es la apertura del parque temático de Harry Potter, justo en una semana.

En realidad no es un nuevo parque, sino una sección del ya existente Islands of Adventure, dentro del Universal Orlando Resort, en Florida. Que seguro que con las colas que se formarán dará para tirarse un día entero, pero básicamente tiene tres atracciones y un montón de tiendas.

El Dragon Challenge y el Flight of the Hippogriff son montañas rusas. Dragon Challenge rememora la primera prueba del Triwizard Tournament, y Flight of the Hippogriff el entrenamiento de Harry para controlar un hipogrifo. Que sepáis que ninguna de las dos es brand new, las han tuneado para el universo Harry Potter, pero a quién le importa.

Harry Potter and the Forbidden Journey es más bien una visita a Hogwarts. Comienzas a pie recorriendo el castillo, con su aulas, sus pasillos y recovecos varios (incluida la sala común de Gryffindor y el despacho de Dumbledore) y cuando Harry y sus secuaces te invitan, te subes a un cochecito de feria de última generación para simular un vuelo en escoba por Hogwarts, acabando en el Filch’s Emporium of Confiscated Goods, lo que viene siendo una tienda de regalos.

En la zona Hogsmeade tenemos una reproducción de la estación, con el Hogwarts Express, por supuesto. Hog’s Head y Three Broomsticks Inn serán restaurantes donde servirán butterbeer entre otras cosas, y Dervish and Banges y Zonko’s tendrán objetos mágicos y de broma para dejar temblando todas nuestras tarjetas de crédito. Compraremos chuches en Honeydukes, y podremos enviar cartas y adquirir sellos de Hogwarts en el Owl Post.

Por supuesto, y algo apartada porque todos sabemos que no está en Hogsmeade, también tenemos Ollivander’s, con una mezcla entre atracción y tienda donde la varita te elige a ti. Te puedes comprar la varita que te ha elegido o decantarte por robársela a Harry, lo que prefieras.

No sé vosotros, pero yo estoy deseando ir, y es que si bien los giros argumentales de las películas a veces son apestosos, nadie negará que la ambientación siempre es impecable, por lo que no dudo ni por un momento que con el parque han dado en el clavo. Claro que luego tienes al “Mayor” de London quejándose de que el parque no está en Londres… en fin, no debe pillar mucho cómo funcionan estas cosas.

By the way, la primera parte de Harry Potter and the Deathly Hallows se estrena el próximo 19 de noviembre, para que todos podamos ponernos nuestras bufandas de Griffindor e ir a verla en 3D. Esperemos que, al haber dividido el último libro en dos, no la líen tan parda con los cortes y resúmenes patilleros que se han gastado últimamente.

Os dejo con un video de Ellen visitando el parque. Enjoy!

Scroll To Top