Smallville, por favor, ¡aprende a volar!

Yo también me niego a pensar que soy la única que sigue viendo Smallville con todo el cariño del mundo. Vale, sé que Tom Welling es peor actor que Dean Cain y Brandon Routh involucionando a la vez, pero también es mucho más apetecible, eso es indiscutible.

Dark Clark Kent

Con lo buenorro que estoy de negro, ni de coña vuelvo a comprarme camisetas azules

También sé que muchos (hasta yo misma) la dejasteis en algún momento de las nueve temporadas entre esto no va a ninguna parte y esto definitivamente no va a ninguna parte. OK, todos tenemos en mente que Clark Kent ha nacido para ponerse los calzoncillos por encima de los pantalones, y que podría haberlo hecho hace ya algunas temporadas, pero aguantar nueve, que se dice pronto, tiene su mérito.

Dicho esto, solamente pido por favor, por favor, por favor, que la décima sea la última. Y es que la temporada nueve, y especialmente su season finale, nos han dejado en un punto donde volver atrás sería catastrófico. (ACTUALIZO: lo han confirmado, la 10 es la última, yey!)

2013. Es un pájaro, es un avión… No, es superman!
Para empezar, el inicio de la season finale nos muestra un 2013 donde Superman ya ha salido del armario y va por ahí con su capa y sus cosas salvando el mundo (y a Lois). Luego resulta que todo es un sueño de Clark, pero lo mejor es cuando despierta vemos que su madre (The Red Queen, que manda huevos) le ha dejado un paquete “por si decide quedarse” (en el planeta Tierra, se entiende). Y el paquete ciertamente no sabemos lo que contiene, pero si eso no es el traje clásico de superman, que caiga ahora mismo sobre mí un meteorito de kryptonita… y que nadie me niegue que es un inicio grande, grande.

Lois knows
Durante toda la temporada, Lois y Clark se han dedicado a jugar a los tortolitos, pero como Clark tiene más secretos que Jacob y el humo negro juntos, a Lois ya se le han inflado del todo, normal. Al final, Clark, actuando como The Blur, no puede aguantarse y besuquea a Lois, que claro, descubre el pastel.

Veremos cómo siguen la próxima temporada. Podrían recurrir (otra vez) a la carta de la amnesia, o algo similar (mal, muy mal), pero yo preferiría mil veces que hicieran algo parecido a lo que pasó con Chloe, que lo descubrió, pero hizo como si no supiera de la misa la mitad. Por otra parte, sería altamente entrañable que fuera ella quien le ayudase a aprender a volar de una puñetera vez.

Además, todos nos alegramos de saber que Clark ya está preparado para conocer bíblicamente a una mujer sin miedo a consecuencias catastróficas (yey!)

Un nuevo villano
En la season finale se han vuelto a olvidar de poner una lucha como dios manda (¿es que nadie ha visto Dragon Ball?), por lo que Zod, el villano de este año, se ha ido con un chim-pum. Por cierto, que Zod es tonto del culo. ¿A quién se le ocurre susurrar delante de una pandilla de alienígenas con súper poderes?

Anyway, todo apunta a que el villano del año que viene es Darkseid. Si es así, los puntos rojos que atacan a Oliver podrían ser Parademos, los secuaces de Darkseid. De lo que no hay duda es de que la vieja que ataca a Tess es Granny Goodness, por lo que seguramente el año que viene será el del Apokolips. Tela, eh! Tela!

Hay otra línea de pensamiento que lleva algún tiempo poniendo velitas para el retorno de Lex. Todo podría suceder, aunque el Rosenbaum se ha enrolado en una comedia para SyFy. Yo no descartaría el cameo.

Y con esto y un bizcocho, ya he superado mi primera season finale de la temporada, que esta semana se promete divertida.

Ah, by the way, quede claro que soy de las (pocas) que disfruta como una enana con la relación Chloe-Oliver. Sip, soy una sentimental. Veremos cómo acaba el culebrón con Allison Mack, que parece que no será muy regular en la próxima temporada.

Live long and prosper (bueno, eso es de otra serie, pero mola).

Scroll To Top