Bea Arthur se retorcería en su tumba

Muy probablemente lo esté haciendo después de ver este anuncio que acaba de publicar PeTA (Personas por el Trato Ético de los Animales), donde intentan concienciar al personal sobre las barbaridades que comente McDonald’s en contra de los pobres animalitos. En este caso, felices pollastres sonrientes que acaban convirtiéndose en McPollos.

En el anuncio dicen que Bea Arthur les dejó parte de su herencia y que están seguros que estaría de acuerdo con esta campaña y que su muerte no ha impedido que siga luchando. Lo que no tengo tan claro es que a La Arthur le hiciese gracia que interrumpan su descanso en Prados Soleados. Ya sabéis, ese sitio al que quiero ir yo algún día y desde donde, muy probablemente, se estará riendo de todos nosotros (y de los McNuggets) junto a Estelle Getty.

Scroll To Top