Feliz Navidad, pero feliz de verdad

Christmas

No quería dejar pasar esta oportunidad para felicitaros las fiestas navideñas a todos…bla, bla, bla. Aunque, en realidad, para qué os voy a engañar, hacía tiempo que buscaba una excusa para poder colgar esta foto, que hace años que me tiene fascinada. Sí amigos, vuestros ojos no os engañan. Aquí tenéis a Nancy Reagan sentada en el regazo de nuestro amado Mr. T, vestido de Santa Claus, que está recibiendo un beso en la frente de la entonces Primera Dama de los Estados Unidos. Y encima parece que Nancy se había pedido un Mr. T Gentle Giant para Navidad. Está claro que ni el bizarrismo ni la Navidad tiene límites.

Corría el 1983 y Mr. T era una estrella mediática y un vigilante de la moral, los buenos valores, de la infancia y del oro que caga el moro, así que Nancy Reagan le pidió que asistiera a la fiesta de Navidad de la Casa Blanca vestido de Papa Noel. Y, por muchas vueltas que le de, no consiguo dilucidar por qué. Pero, qué más da, amigos, en Navidad todo es posible y todos nos amamos y, después de ver esta foto, a mi todavía me queda la esperanza de que M.A. Barracus venga a mi casa y me pueda sentar en su regazo a contarle lo que quiero para navidad mientras jugueteo con sus cadenas de oro.

Así que Feliz Navidad a todos. Y, recordad niños, Treat your mother right.

Scroll To Top