Drop Dead Diva

Drop Dead Diva

Sí, llevo un mes mu malo y solamente me apetece ver ligerezas mentales, aunque sean del verano pasado.

Imaginaos que Casey Cartwright abandona la uni, se hace modelo y se pilla un novio abogado altamente buenorro (pasaré por alto que el mejor hombre para Casey es Cappie). Un día la chica va y la palma en un accidente de coche y un lío cósmico hace que se reencarne en el cuerpo de Tina Majorino después de comerse a Veronica Mars tres veces. Ah! Y por si fuera poco, Tina Majorino es una abogada que trabaja en el mismo despacho donde acaban de contratar al novio buenorro.

Vale, aquí ni Casey ni Tina, no os hagáis ilusiones, pero sí tenemos una modelo con las maneras de Elle Woods en un cuerpo como el de Ellenor Frutt. El resultado es altamente tontorrón, pero oye, la verdad es que reconforta encontrarte con una serie de abogados donde todo es un mundo de luz y de color, siempre se ganan todos los casos, la vida es maravillosa y no te mantienes como un espagueti comiendo 5 donuts al día, aunque eso ni siquiera importa, que esto es Lifetime, bitches.

Drop Dead Diva

En muchos aspectos me ha recordado a Miss Match. Ambas son altamente happys, pero bien construidas, divertidas y con una gran variedad de personajes entrañables.

La protagonista es Jane (Brooke Elliott), que conserva la frescura de cuando era una modelo buenorra con 10 tallas menos, y además no ha perdido la inteligencia absoluta de la antigua Jane. Un encanto en general. Su mejor amiga, Stacy (April Bowlby) es la única, junto a su ángel de la guarda (Ben Feldman) que sabe lo del lío cuerpil. Sobra decir que Stacy es tan rubia como simple, pero muy mona la chica, todo entusiasmo tontil.

Jackson Hurst

El machote, a la par que casi semi viudo, es Grayson (Jackson Hurst), que está muy bueno pero es un sosainas. Aunque repito, está muy bueno. ¿Suficiente? Igual sí. Parece que Grayson está por ahí básicamente para participar en uno de los dos casos que hay en cada capítulo y para patrocinar algo de tensión sexual con Jane, que no puede decirle que en realidad es su antigua novia, la pobre. Y no digo más, porque hay veces que es un encanto pero hay otras que es para darle un par de yoyas.

No me olvido de la secretaria de Jane, una coreana (Margaret Cho) que se supone que es graciosa pero yo no la soporto, cosas de la vida. Y al final, mi preferida, Kim (Kate Levering) la abogada súper hot-hot-borde-fría-sin sentimientos-aspirante a socia-rival de Jane que como tira a zorrita pero tiene sus momentos tender ya se ha ganado todo mi cariño.

Drop Dead Diva Paula Abdul

Aquí, como también pasaba en Miss Match, no falta el desfile de famosos y famosetes incluyendo las apariciones surrealistas de Paula Abdul como jueza American Idol style, Jorja Fox, Elliot Gould en un papel muy divertido, Tim Gunn haciendo de si mismo, Liza Minelli, Rosie O’Donnell, Nia Vardalos, Gregory Harrison o Gina Torres. Es lo que tienen las series de abogados, que con cada caso siempre hay una celebrity que se puede lucir.

La primera temporada se emitió en verano y ahí que van preparando una segunda para 2010. No es que la espere ansiosamente, la verdad, pero esta vez sí que no me esperaré a noviembre para zambullirme en ella.

Scroll To Top