Invasión Médica

Ya se sabe que en esto de la ficción televisiva, como en casi todo, todo se mueve por modas. Y resulta que si 2008 contemplo la dominación mundial de los vampiros, 2009 viene rellenito de médicos. Por supuesto no hay espacio para todos, así que sólo los mejores sobrevivirán en esta vorágine hospitalaria. Supongo que la retirada de la eterna Urgencias ha propiciado que todas las cadenas se lancen a la búsqueda del nuevo éxito médico. Todas menos la ABC, que ya tiene suficientes problemas en el Seattle Grace con las ideas, venidas y mamoneos de TR Knight y Katherine Heigl. Por si a alguien le interesa como va el partido, Heigl está dentro y Knight fuera.

Hay que decir que todas estas series son muy diferentes entre ellas y, a día de hoy pienso que sólo una tiene visos de sobrevivir a la siguiente temporada. Y, básicamente, por la proliferante existencia de los malignos gafapastas.

doctors

NURSE JACKIE

La susodicha serie es Nurse Jackie, la última apuesta de Showtime con Eddie Falco a la cabeza. Pero está claro que esta serie no va a triunfar porque la acción se desarrollo en un hospital, sino porque hay sexo, drogas y mucha mala leche. Y no es que me parezca mal la combinación, si no que ya sabéis que eso de aceptar como éxito una serie por el simple motivo de que sea de cable, me da una urticaria terrible.

doctors

MERCY

Mercy es una de las dos apuestas hospitalarias de la NBC este año. Puesto que supongo que quieren ganar la partida, se han lanzado con dos series. La que nos ocupa se centra en la vida de tres enfermeras en el Mercy Hospital, supongo que mucho más en la línea de la olvidada Strong Medicine que de Urgencias en sí misma. Veronica Callahan (Taylor Schilling) es una dura enfermera curtida en Irak, mientras que Chloe Payne (Michelle Trachtenberg) es una enfermera novata. James Tupper supongo que será el macho alfa del rebaño. Puede pasar cualquier cosa, hasta milagros.

doctors

HAWTHORNE

HawthoRNe también tiene a una enfermera de protagonista, ya que se supone que ella son las que conocen de verdad los hospitales. Jada Pinkett-Smith vuelve a la televisión junto a Michael Vartan (presidente del club de los sexys aburridos), para interpretar un papel correcto en una serie absolutamente sosa. Vamos, que tiene suerte de emitirse en TNT, porque en FOX no duraba ni dos asaltos.

doctors

TRAUMA

Trauma es la otra apuesta médica de la NBC, mucho más en la línea de los que acostumbran a hacer en la casa del pavo real. Estos paramédicos de San Francisco, recogen el testigo adrenalínico de Urgencias asegurando explosiones, choques y accidentes varios. Mucha sangre, vamos, que para algo estarán en la escena del accidente. A mí ahora mismo me da palo, pero sabiéndole que al frente está Peter Berg, me quedo un poco más tranquila.

doctors

MENTAL

FOX se va a cobrar pronto una de sus próximas víctimas con Mental, una serie flojísima pero que tiene la peculiaridad de haber tenido a David Carradine en su último papel para la televisión. Médico psiquiatra con métodos poco ortodoxos a la House, que acaba entrando en conflicto constante con su jefa en el hospital. Como House. A lo que íbamos: un palo increíble.

doctors

THREE RIVERS

La CBS intenta compensarle a Alex O’Loughlin la gran injusticia cometida con él al cancelar mi añorada (aunque mala) Moonlight, ofreciéndole el papel protagonista en Three Rivers. La serie gira entorno al equipo de transplantes de órganos y su complicado día a día con pacientes, donantes y transportes de miembros humanos. Debo confesar que ya he oído varias críticas a la serie (y a sus cambios de actores) y no son nada buenas, pero no puedo evitar mirarme la serie con buenos ojos, no sólo porque Katherine Moening siempre me ha caído bien, si no porque todo lo que contenta la imagen de Alex O’Loughlin es digno de ser observado.

Scroll To Top