Patricia Belcher, robaescenas profesional

Belcher

Me fascinan los actores secundarios. Soy una fan incondicional de las series con muchos personajes y siempre he tenido una tendencia especial por las series con secundarios geniales. Ahora bien, cuando tienes este tipo de secundarios brillantes, corres el peligro de que se te acaben comiendo a los protagonistas. Hay series en que estos secundarios toman tanto protagonismo, que no sabrías dónde trazar la línea divisoria entre los que son protagonistas y los que son los secundarios. Barney Stinson es un ejemplo de ello. Creo que sólo las nominaciones a los Emmy saben distinguirlos. Y después darle el premio a Jeremy Piven.

Pero lo que tiene mérito de verdad es comerse la serie con tan sólo apariciones esporádicas. Y eso es lo que hace Patricia Belcher en Bones. Por supuesto, no sale lo suficiente como para eclipsar a otros personajes, pero sus apariciones son tan fugaces y carismáticas que siempre te deja con ganas de más. Cuándo aparece te da entre miedo y alegría, porque sabes que está ahí para liarla. Por supuesto, su momento más inolvidable es cuando obliga a Booth y Brennan a besarse, cosa que todos le agradecimos y aplaudimos.

La gran Patricia, tiene una de esas caras que pasarán a la historia por aparecer en casi todas las series que existen. Seguramente nadie recordará su nombre, pero sí su mirada asesina. Y, en el caso del doblaje español, su voz ronca de carajillera vieja. Muchas de sus apariciones estelares son como recepcionista o enfermera o algo con lo que los protagonistas de la serie se tengan que topar. Porque esta mujer es dura de pelar. Lo más curioso que he leído en su ficha del imdb es que uno de sus primeros papeles en una serie fue en Sensación de vivir. ¡Haciendo de monja! Y ahora no puedo parar de darle vueltas a la cabeza para recordar, cuándo narices salía una monja en la serie… Lo siento, he tenido que comprobarlo: en el primer capítulo de navidad, donde los chavales se hacen amigos de Santa Claus. Anyhing can happen in Beverly Hills.

El abogado, Cosas de Gemelas, Urgencias, Me llamo Earl, Weeds…cualquier serie que se precie tiene que haber contado con Patricia en algún capítulo. Y, por más que esta mujer se merezca tener su propia serie, su estrella en Hollywood y su nombre en una hamburguesa, a mí me gusta que siga apareciendo así, por sorpresa, para que siempre sea una alegría verla.

Scroll To Top