I’ve seen it, so you should do it too

BSG

El otro día escribí un post sobre cinco series con las que no hacía falta que perdieseis el tiempo y, cómo no podía ser de otra manera, hubo gente que se acordó de todos mis antepasados por decir cuatro verdades en esta, mi casa. Como me va la jarana, pero soy buena persona, hoy voy a hablaros de cinco series que todo diox tendría que estar viendo. Pero esta, como antes, es sólo mi opinión. Aunque, claro, es la que cuenta aquí.

Las cinco son series que están actualmente en antena porque quiero dar por supuesto que todo el mundo ha visto, adorado y canonizado a El Ala Oeste, Las Chicas Gilmore y Friends. Si no, no me lo digáis porque ahora que vienen las fiestas, vamos todos a convivir como buenos hermanos teligiosos.

? BATTLESTAR GALACTICA

Aunque el año que viene veremos el final de esta gran serie, la ciencia ficción aún es un género vetado de los grandes premios, a pesar de la grandeza de Battlestar Galactica. Si bien es verdad que hay que tragarse bastantes capítulos pedo, de golpe te sorprenden con pequeñas obras maestras a bordo de una nave espacial. Quién me iba a decir a mí que me apasionaría una serie que pasase en el espacio y que se luchase contra robots. Eso es razón suficiente como para darle una oportunidad a un drama impecable con personajes carismáticos y lleno de reflexiones profundas, para los que gusten de las gafapastadas. Por supuesto, a mí me sobran la mitad de pájaras religiosas y sociales, pero no hay duda que es de lo mejor que se ha hecho últimamente.

? HOW I MET YOUR MOTHER

La verdad es que la categoría de mejor sitcom ahora mismo se la disputan How I met your mother y 30 Rock, pero como últimamente no se hace más que hablar de la grandeza de Tina Fey. Al menos, una serie como dios manda por fin le está robando los premios de mejor actor a Jeremy Piven. He hablado muchas veces de lo grande que es How I met your mother, ayer sin ir más lejos, pero es que nunca me cansaré de recordar el tiempo que hacía que no veía una sitcom bien hecha donde todos los personajes me interesen y no quiera arrancarme una pierna harta de oír bromas de caca-culo-pedo-pis. ¿He dicho alguna vez que Barney Stinson es el mejor personaje de la tele? Por si acaso se le olvidaba a alguien.

? GOSSIP GIRL

Creo que he hecho más campaña a favor de esta seria que la propia CW. Lo primero que tengo que agradecerle es devolverme la fe en las series adolescentes que había perdido tras chascos más o menos alarmantes como The OC o One Tree Hill. Gossip Girl es mi mayor placer culpable confesable desde que se estrenó la temporada pasada y me enamoré perdidamente de su decadencia, sus vestuarios y sus tramas culebronescas regadas en alcohol en el Upper East Side. Hace tiempo que no son fieles a los libros de Cecily Von Ziegesar, por eso confío en que la serie tendrá una larga vida y, con suerte, sin Vanessa.

? FRIDAY NIGHT LIGHTS

Parece que desde que Direct TV decidió salvar la serie, a la gente se le ha olvidado la grandeza de los Dillon Panthers. Si bien es verdad que la segunda temporada no estuvo a la altura de la primera, tenemos que ser conscientes de que el listón estaba muy alto. Como con Gossip Girl, me cabrea especialmente que el vulgo critica a series como esta por ser “de esas de instituto”, sin pararse a observar que son mucho más que eso y, en el caso de Friday Night Lights, un drama de tomo y lomo que no tiene nada que envidiar a cualquiera de los de mi admirado Greg Berlanti.

? UGLY BETTY

Ugly Betty es otra de esas series pre-juzgadas negativamente, debido al culebronismo de la serie original en la que se basa. Pero la Betty que nos ocupa no tiene nada de culebrón, pues contrariamente es una de las mejores dramedias que existen en la televisión actual. Los personajes son deliciosos, los malos te caen simpáticos y a Betty te la llevarías a casa para peinarla y cuidarla como se merece. Los personajes y los situaciones son tan cómicamente extremos que no puedes hacer más que adorar las criticonerías de Marc, la pluma de Justin y el pichabravismo de Daniel. Nunca critiquéis a esta maravilla producida por Salma Hayek sin haberla visto. Jamás. He dicho.

Scroll To Top