Embracing Lipstick Jungle

LJ

Con tantos rumores de estás cancelada, ahora no, quizá sí, pero Brooke Shields dice que no, he retomado la relación que tenía un tanto olvidada con Lipstick Jungle. Y la verdad es que me he divertido. Ya sabíamos de antemano que no sería nada nuevo pero, qué queréis que os diga, me parece hasta entrañable y me he reencontrado con Brooke Shields, una vieja amiga que no veía desde esa muy aceptable sitcom que fue De repente Susan.

Al haberme leído el libro homónimo en el que la serie está basada, me asusté de que quizá las tramas se agotarían y que la serie no pasaría de su primera temporada, que sólo cuenta con 7 episodios. Puesto que no cancelaron la serie, modificaron convincentemente algunas tramas para que la historia continuase. a pesar de los bajos ratings que estaba teniendo, cuando saltaron los rumores de que la serie sería cancelada, las audiencias mejoraron un 50%, y por ello la NBC dejó la decisión en stand-by. Lipstick Jungle se encuentra ahora en el maravilloso limbo de las series: no está renovada pero tampoco está cancelada, así que perhaps, perhaps, perhaps.

LJ

Lipstick Jungle es una de estas dramedias que ha sabido encontrar el equilibrio entre el drama y la comedia y que ha tenido ojo a la hora de elegir a los actores. Brooke Shields, Kim Raver y Lindsay Price interpretan a las tres mujeres protagonistas con mucha dignidad, pero son los hombres que han escogido para acompañarlas los que me han sorprendido más. Por supuesto, nunca les estaré lo suficientemente agradecida de que nos hayan devuelto a Andrew McCarthy para interpretar al ultra-millonario Joe Bennet. Aunque el descubrimiento estelar ha sido el del ultra-cachoso Robert Buckley, quien interpreta al joven amante de Nico Reilly, quien no es mi tipo pero que está destinado a calentaros las noches de invierno. Yo le veo como una versión más fea y anabolizada de Scott Speedman.

Otra de las apuestas de la NBC para la segunda temporada de la serie fue rellenar su cast de caras conocidas. Desde emplear a James Lesure y Vanessa Marcil, quienes se quedaron en el paro tras la cancelación de Las Vegas, a redescubrir a Rosie Pérez o contratar a Mary Tyler-Moore, una de las grandes de la televisión, para interpretar a la madre ficticia de Brooke Shields.

La series sencilla pero efectiva. Hay folleteos, puñaladas traperas, New Cork City, vestidos chachis, complementos pirulis y, claro, Lindsay Price y Andy McCarthy, que me encantan como pareja. Sé que las audiencias mandan, pero es tan triste ver marcharse a tus series queridos… y yo le había cogido cariño, narices.

Scroll To Top