Joyas de la animación: C.O.P.S.

COPS

Una de las series de animación que veíamos de pequeños y que nunca me he quitado de la cabeza es C.O.P.S., una joya de la factoría DiC Entertaiment, responsables de tantos clásicos como Transformers, Jem y las Hologramas o G.I. Joe. Por supuesto, como todas las anteriores, la serie fue producida para promocionar la línea de juguetería lanzada por Hasbro, así como los comics de DC Comics. C.O.P.S., es una de las muchas series que llegaron a nuestras pantallas en español neutro, ahorrándose los costes de doblaje. Hay series que sería incapaz de imaginar sin acento latino y esta es una de ellas. Simplemente entrañable.

Este Comando Organizado de Policías Superiores estaba formada por un cuerpo de elite que tenía como misión “combatir el crimen en un tiempo futuro, protegiendo Ciudad Imperio del Gran Jefe y su banda de delincuentes“. El jefe de policía de Ciudad Imperio era Anti-Balas, quien no sólo era negro si no que, además, era un cyborg. Y el malo maloso pues, como todos los de la época, era gordo, feo y tenía un gato minúsculo (y una mano biónica). Y todos sus secuaces, por supuesto, eran duros de mollera.

COPS

Esta serie me fascinaba. Quizá era una temprana manifestación de mi querencia por las series procedimentales y de policias caricaturescos. Pero, por encima de todo me encantaban el principio y el final de cada episodio. Cada capítulo empezaba con Anti-Balas presentando el caso (número tal-ta-tal, el caso de bla-bla-bla) y terminaba del mismo modo, pero con Anti-Balas diciendo “Caso cerrado”, mientras se marcaba el dossier con el sello de los C.O.P.S. Ah, Antológico. He aquí la intro en español.

Otra cosa fascinante eran los nombres de los personajes que eran enumerados por Anti-Balas al final de cada episodio. Aquí tenéis el link en inglés ya que lamentablemente no se encuentra en español. No recuerdo el orden, pero era algo así: Acorazado, Saeta, Linda, Lancero, Cazador y Relámpago, Vaquero, Astuto, Computadora, Masa, Barricada. Y yo soy jefe, Anti-Balas. Y después venían los malos, capitaneados por El Jefe: Rabioso, Demoledor, Mr. D, Turbo Dos-Tonos, Doctor Maldades, Gatillo y Noctámbula. Esta última, mala malosa como ella sola, se acababa liando con Masa, uno de los C.O.P.S. Fascinante.

COPS

DiC Entertainment acostumbraba a hacer cross-overs con todas sus series. De este modo, y como C.O.P.S. transcurría por allà el 2020, hicieron que algunos de los policías fuesen descendientes de uno de los protagonistas de G.I. Joe. Este hecho la hace formar parte de lo que se conoce como Universo Héctor Ramírez. Héctor Ramírez es un personaje que aparece es la mayoría de las series pagadas por Hasbro encarnando a un periodista con pocos escrúpulos que hará lo que sea por conseguir audiencia. Ramírez estaba inspirado en el presentador real Geraldo Rivera.

La CBS estrenó la serie a finales de los ’80, y puesto que eran tiempos convulsos, a parte de divertir también pretendían enseñar algo a la infancia. Y como se conoce que los agentes de la ley son gentes de buena voluntad, al final de cada episodio, los C.O.P.S. siempre nos enseñaban alguna lección a tener en cuenta, desde no andar por callejones oscuros solos, a no fumar o no subirse en los coches con borrachos. Aunque mi preferido es, sin duda, “No robéis las señales de tráfico”. Yo que siempre había sonado en robar un Stop…

Recordad, niños: ¡Es hora de combatir el crimen!

Scroll To Top