Crisis en el vestuario

DH

Como todo ser humano cabal, una ya está hasta las narices de oír hablar de la crisis. Y más si eso nos quita minutos de televisión que podrían ser amenos y nos convierte el hermoso acto de sentarse delante de la caja tonta en un duro trauma socio-económico. Puesto que la crisis se alimenta en gran parte de la psicosis colectiva, que hasta en los programas más vacuos como Mujeres y Hombres y Viceversa nos instiguen a ahorra (enviando un mensaje al 5555), no ayuda.

Las preocupaciones económicas están llegando a tal punto que hasta la ABC ha decidido recortar gastos en el vestuario de muchas de sus series. Según los rumores, las dos series que más preocupan a la ABC por sus carísimos ropajes son Mujeres Desesperadas y Dirty Sexy Money. En el caso de esta última, si se supone que son la familia más rica de New York, es de suponer que no llevarán camisetas de Pimkie, ¿no? De hecho, los ricos de las series deben llevar las ropas más caras que existan para que el pueblo llano nos hagamos la ilusión de estar viviendo toda esa opulencia en nuestras mismas carnes. Como dije la semana pasada, para ver historias de pobres, sólo hay que mirar nuestra cartilla del banco o poner las noticias de Antena 3.

En el caso de Mujeres Desesperadas, supongo que ya que son algunas de las actrices mejor pagadas de la televisión actual, ellas mismas deben reclamar ciertos mínimos a la hora de vestir. Aunque yo sea incapaz de entender por qué Teri Hatcher está tan bien valorada como actriz, ya que es la que más cobra, debe exigir que todas las bragas que viste hayan sido aprobadas por Anna Wintour en persona.

DSM

La ABC ha enviado a los sets de estas dos series unas “wardrobe guidelines” que, entre otras cosas, se compone por una lista de precios máximos que se pueden pagar por ciertas prendas. Por ejemplo, el precio máximo por un accesorio será de 150 $, mientras que un par de zapatos de mujer no podrá costar más de 250 $ (200 $ si son zapatos de hombre). Los bolsos no pasarán de 300 $ y los trajes masculinos tendrán un valor máximo de 1.500 $.

Hay una tienda en Los Angeles, llamada It’s a Wrap, en la que se puede comprar todo tipo de vestuario y objetos usados en vuestras películas y series favoritas, así que si jamás pasáis por allí y alguien quiere probar suerte buscando uno de los tops maginificadores de tetas de Alyssa Milano en Embrujadas, ya sabéis. Si no siempre os queda hacer la puja máxima en las subastas de eBay de Alias, 24 o Prison Break.

A pesar de que me parece una sandez esta decisión de la ABC, también me parece fascinante pagar 150 $ por un cinturón. De todos modos, sigo apoyando la idea de bajarle el sueldo a más de uno antes de permitir que Blair Underwood no disponga de unos buenos pantalones entallados.

Mientras no contraten al que escoge vestuario de OT o al que recicla los decorados en Telecinco, todo irá bien.

Scroll To Top