Esas musiquillas de los 70

Vamos a iniciar la semana con una nueva edición de mi particular antología teligiomusical, esta vez dedicada a los convulsos 70. Ala, ahí que voy.

Sesame Street

Comienzo con el referente de los referentes en programación infantil: el inicio y el fin, al alfa y el omega… lo más grande en lo que atañe a televisión para mocosos: Sesame Street que, aunque fácticamente se inició en 1969, tengo a bien hacer la vista gorda y contemplar su cancioncilla en la lista de los 70.

El pegadizo tema con verdaderos poderes de teletransporte a mi más tierna infancia es obra de Joe Raposo -también culpable de la musiquilla de Apartamento para tres (perdonadme el juego indiscreto)-, y la letra en inglés la escribió Bruce Hart. Yo os dejo con la versión española, que como somos asín, fuimos por la vía directa y pasamos de la letra.

Dallas

Si Sesame Street era lo más grande para renacuajos, en lo que se refiere a culebrones en general lo más grande del mundo mundial es Dallas. Y J.R., madre mía, J.R. es dios. Ahora mismo voy a hacerme una camiseta en la que ponga: I shot J.R. Bueno, mientras tanto, me colocaré la musiquilla de Jerrold Immel en el móvil. Que, por cierto, ¡qué etérea es la profesión! pasas de componer Dallas a escribir Walker, Texas ranger. Hey baby, qué paso?

M*A*S*H

Otra grande, grande. Carajo con los 70. Si la película es memorable, la serie casi roza la perfección. Ocho añitos se mantuvo en antena llegando su series finale a batir récords de audiencia para la época. Ambientada en un hospital quirúrgico del frente de Corea, M*A*S*H va del drama a la comedia negra y, como tal, tiene el tema Suicide is painless de Johnny Mandel como intro. Está claro que después de un opening así, lo que te encuentres tiene que ser glorioso:

La casa de la pradera

Vamos a seguir con la lagrimilla, ahora de la mano de Michael Landon y la incombustible Melissa Gilbert. La música de la intro es de David Rose, marido durante unos poquitos años de Judy Garland, lo que son las cosas.

Los ángeles de Charlie

¿Os he dicho alguna vez que me hubiera encantado ser un ángel de Charlie? Será por eso que a veces me recorro la distancia entre el comedor y mis aposentos con el mando a distancia como si fuera una pistolica tarareando la musiquilla. Me pido Kate Jackson. Por cierto, los autores de la intro: Jack Elliott y Allyn Ferguson.

WKRP in Cincinnati

Esta es la culpable de que me pasara meses grabando en cutri cintas mi propia emisora de radiofórmula. Años más tarde, ya en la facultad de comunicación y con un inglés mucho más depurado, se me salió una lagrimilla cuando escuché de nuevo la canción y entendí la letra. Gracias, Tom Wells.

WKRP in Cincinnati comenzó en el 78 de la mano de la CBS y sufrió el síndome baja audiencia – buenas críticas – fans ruidosos. El susodicho síndrome la mantuvo agónicamente cuatro temporadas en antena cambiando su horario hasta siete veces. En el 82, los chicos de la WKRP se despidieron hasta 1991, cuando se estrenó una abominable secuela que recuperaba a algunos de ellos. No hacía falta, amigos, no hacía falta.

Vacaciones en el mar

Los veteranos de ByTheWay.tv sabéis que soy súper fan de los cruceros. Es por eso que ya llevo unos cuantos hechos con Princess Cruises, la misma compañía que poseía el Pacific Princess. No me dilato, pero sabed que casi se toca el cielo cuando en pleno diciembre estás en el caribe, a bordo de uno de los cruceros más grandes del mundo mundial y, cuando el barco zarpa, se oye por todos los altavoces The love boat de Paul Williams y Charles Fox.

Starsky y Hutch

Y acabo, que esto me ha quedado muy largo, con la intro alucinógena con toquecillos de jazz de Starsky y Hutch, que nos llega de la mano de Tom Scott, con quien nos reencontraremos en la antología de los 80, ya veréis.

Scroll To Top