Cuando vas a DisneyWorld obligado

Disney

Estar una semana encerrada en el New York Licensing Show me ha hecho reflexionar, entre otras cosas, sobre lo listos que son estos pollastres de Disney. No sólo se sacan de la manga el beneficioso refrit de las Disney Princess y las Disney Fairies, si no que ahora vuelven a ganar cantidades obscenas de dinero con las franquicias de High School Musical, Hannah Montana y los Jonas Brothers.

La sombra de Walt (criogenizado o no) es muy alargada, y la marca Disney está asociada a multitud de negocios. Sin ir más lejos, la ABC es propiedad de The Walt Disney Company desde 1996, aunque desde la fundación de la cadena siempre tuvieron una estrecha relación, la ABC fue la primera televisión en emitir las series de Disney y DisneyWorld empezó a crear atracciones basadas en shows de la ABC.

El tema es que cuando Disney adquirió definitivamente la cadena, el crossoverismo se desató y los family shows de la ABC estaban obligados a rodar algunos capítulos en DisneyWorld. Eso, por supuesto, no sentó nada bien a muchos de los productores de estas series. Ya me diréis qué pintan Roseanne y la familia Conner al completo visitando a Mickey Mouse. Es por eso que tras tener que rodar sus dos episodios preceptivos en DisneyWorld, en el capítulo siguiente David, el novio de Darleene, empieza a trabajar en un siniestro y misterioso parque de atracciones, que es una clara parodia de los parques de Disney. Roseanne Barr, tan sutil como siempre.

Disney

Otras series que se vieron obligadas a sucumbir a tal medida fueron Boy Meets World, Step by Step y Family Matters. Aunque algunos recordaréis que la intro de Step by Step estaba rodada en un parque de atracciones, no era en DisneyWorld, si no en el Six Flags de California. De todas ellas, de la única de la que recuerdo vivamente los capítulos de DisneyWorld es de Family Matters, pues Steve se había convertido en Stefan y a Laura Winslow me la vestían de Cenicienta para presidir el desfile del parque. si la memoria no me falla, el capítulo terminaba con Stefan pidiéndole matrimonio a Laura. Por dios, cuantos mediodías hemos pasado viendo las aventuras de los Winslow y el amigo Waldo Faldo.

Estas visitas al parque de atracciones rompían bastante el ritmo habitual de series íntegramente rodadas en platós y con nula presencia de exteriores, aunque debo decir que como todo niño de vecino, yo me moría por ir a DisneyWorld también, así que me parecía todo maravilloso. Aquí en España, como mucho, llevan a los de Fama a Port Aventura y, si se estiran mucho a lo mejor llevan a los de Física o Química a Terra Mítica. Por cierto, ¿sigue abierto?

Scroll To Top