Garitos y tugurios

Hay semanas en que parece que no te queda otra que darte a la bebida. Me estoy pensando si ataco a la cerveza o al licor de coco, que suena más veraniego. Pero supongo que eso a vosotros os importa, digamos, nada, así que al lío, que esto hoy va de garitos y tugurios.

Cheers

El caso es que, como en general nos mola más el vicio que el currele propiamente dicho, no hay serie que se precie que no se reserve un trocito de set para convertirlo en santuario del beodo y paraíso de la dispersión. Normalmente se trata de un bar rollo Cheers, donde todo el mundo conoce tu nombre, o por lo menos el barman, que para algo te pasas allí más tiempo que trabajando.

Claro que hay excepciones. En Battlestar Galactica pasan del barman y se las apañan la mar de bien en el comedor comunitario. Eso sí, que no les falten botellas de ese liquidillo verde que no debe ser, precisamente, kiwi rives. Alcohol de quemar, por lo menos.

Central Perk

Os podéis imaginar que en esta casa el más grande de los lugares de esparcimiento social es el Central Perk (Friends, para quien le haga falta), aunque me da que ahí se servían menos carajillos que en Starbucks, así que pasa palabra. Aunque, espera, dedicaré el párrafo a otros cafés entrañables como el Café Americain (no el de Rick’s, más bien el de Valerie Bertinelli), el Cafe Nervosa, de Frasier, el Java the Hut de Veronica Mars, o The Talon, en Smallville.

How I met your mother

Volvamos a la oscuridad de los tugurios para mayores de edad. La taverna de Moe (Los Simpson) gana por goleada, aunque ahí ahí le sigue el MacLaren’s (Cómo conocí a vuestra madre), el Martini Bar (Ally McBeal), donde también se canta, lo que son las cosas, The Bronze (Buffy), The Queen Vic (Eastenders), The Emeral City (Grey’s Anatomy) y lejos, lejos, el P3 (Embrujadas) que se me antoja rancio, rancio (¿por qué lo repito todo dos veces?)

The Peach Pit

Para batidos, shakes, sundaes y hamburgers con platter o sin platter, mi preferido es el Peach Pit (Sensación de vivir). También está The Riff’s Bar (Mad about you), pero solo porque trabaja la hermana chunga de Phoebe, The Salinger’s (Party of Five) o el Vesuvio (Los Soprano) si preferís la pasta a los nachos con queso (que no es el caso de servidora, por si os interesa, que lo dudo).

Vale, y ahora, a parte de sueño, agobio y malestar general, también tengo hambre. Si es que no levanto cabeza. Venga, alegradme el día con vuestros garitos y tugurios preferidos.

Scroll To Top