Cancelaciones con nocturnidad

MIT

Si la huelga no me había cabreado lo suficiente, ahora las cadenas están aprovechando para cerrar el grifo a algunas series, a ver si cuela como efectos colaterales de la huelga. ¡Pues no cuela!

Las networks están cancelando series con nocturnidad y alevosía, a traición. Porque una cosa es que canceles los truños a los que se te ha ocurrió dar luz verde tras una noche de juegos con setas alucinógenas y otra muy diferente que dejes al fiel público con cara de bobo al cancelar series sin final.

La última en caer ha sido nuestra querida Men in Trees de la mano despiadada de la ABC. Nunca la habían tratado muy bien, la verdad, y en nunca he estado segura de en qué momento podría ver el siguiente capítulo de la serie. Con los últimos capítulos ya estaban haciendo un movimiento de parrilla peligroso, que no podía ser más que un aviso de que algo olía a podrido en Dinamarca. O, al menos en Elmo.

La serie es una dramedia romántica de lo más entrañable, a medio camino entre Everwood y Doctor en Alaska, de esas a las que no le pides mucho y te reconfortan el alma. Un buen momento para reconciliarse con Anne Heche y con el mundo en general. Esta me ha dolido.

LV

La primera en la frente me la metieron con Las Vegas. Los malos augurios llegaron cuando nos dijeron que mi amadísimo James Caan abandonaba el Montecito, pero respiramos tranquilos al ver que el mítico Tom Selleck venía a nuestro rescate. La NBC decidió que la serie no retomaría el rodaje de más episodios una vez terminada la huelga, a pesar de que el último capítulo acabó con un cliffhanger. Por mucho que los fans hayan intentado enviar pañaletes (por lo del bebé que va a nacer) a la NBC, el creador de la serie ya ha comentado que la serie no va a volver y que, lamentablemente ese cliffhanger acaba en un To be continued… porque era la primera parte de un episodio doble. Cutre. Muy cutre, NBC.

Muchas otras han recibido la sorpresa de que su serie no volvería a emitirse jamás: Los 4400, La Zona Muerta, Big Shots, Cane… Ya me imagino la cara que se les debe haber quedado a esos actores que se dedicaban a pasear palmito por el piquete esperando volver al trabajo pronto.

¡Y pensar que casi nos quedamos sin Friday Night Lights! Yo ya no gano para sustos. Aún no sé qué piensa hacer la CBS con Shark, uno de mis placeres culpables y, como siempre, aún no sabemos qué narices piensan hacer al final con Cómo conocí a vuestra madre. Cada año tienen que dar la nota con esta serie, de lo mejor que tienen y de lo que menos valora. Por muy extraño que me parezca pronunciar esta frase: la aparición de Britney Spears nos tiene que dar fe.

Scroll To Top