Arrivederci Fama

Fama

No puedo creer que Fama haya acabado. Aún recuerdo esos tímidos inicios en los que nadie veía el programa y el micrófono de Paula Vázquez aún estaba marcado con el nombre Judith (Mascó), por su antigua propietaria. Iban de prestado, la casa, los muebles (del Ikea), el incomprensible time-slot… llegó un punto en el que nos dimos cuenta del potencial que tenía Fama, no sé si fueron las cagadas frías de paloma de Rafa Méndez o la cagada viva que era Marcos en toda su magnitud.

Todo en este concurso ha sido anticlimático pero a la vez, y por ser su primera edición, también ha sido de lo más entrañable. Hasta el equipo técnico ha seguido liándola hasta el final. No nos iban a fallar a estar alturas. Pero, amigos, nunca será lo mismo. Seguro que en la segunda edición todo el mundo vuelve con la lección aprendida, y eso no mola.

Cuando los chicos ya pensaban que vivirían en ese plató por siempre jamás, un buen día decidieron que cerraban el garito. Decirnos que quedaban 10 días de concurso fue la sorpresa más grande que me dieron en Fama. Y es que claro, no había nadie que no tuviese claro que ganaría Vicky. Y me parece bien, oigan, pero es que desde el principio se quiso vender que ella era la más completa, la más mejor y la que soltaba oro cada vez que daba una pirueta y al final nos lo hemos acabado creyendo.

Yo por mi parte ya me quedé tranquila sabiendo que los profes se habían sacado de la patilla aquello de “La Mejor Pareja” y destacaron a Juan Carlos y Lorena. Y es que ya sabéis que para mí estas dos eran mis favoritas: Hot Tranny Mess, que diría aquel. Pero claro, eso sólo era el principio de la final. Una final que, para mí empezó el miércoles con la sorprendente expulsión de Alex y Sonia, así que podríamos decir que la final duró unas 15 horas. Histórico.

Fama

Más o menos, mis favoritos

Estaréis de acuerdo conmigo en que lo mejor de la noche fue la rifa de premios que se montaron al final, donde intentaron colocar a muchos de los chavales para que no tuviesen que ir mendigando la fama de plató en plató o acabar en la isla de Supervivientes. Aunque yo a Susana la veo capaz de todo… A lo que iba que a unos me los pusieron a bailar Zarzuela, otros danza del vientre. Con más suerte acabó Jacob, bailando con la compañía de Víctor Ullate (padre) o Sonia con un espectáculo à la Cirque du Soleil. Pero lo mejor de la noche fue para Mery, que no ganó para sustos. Primero se sorprende por ser eliminada de la final, el amor por Hugo la cegó, ¿o qué? Pero es que depués vienen unos muchachos pirulachos diciendo que ha sido la afortunada elegida para formar parte del trío Banghra. Por su cara al oír la feliz noticia, me di cuenta que estaba pensando lo mismo que yo. ¿Podrá rechazar la oferta?

Yo voy a intentar ponerme a dieta de realities unas semanas, pues este año voy a pasar de OT y aún no estoy psicológicamente preparada para Supermodelo 2008. Para los clásicos, este año vuelve nuestra Merceditas Milá con la décima edición de Gran Hermano. Los viejos rockeros nunca mueren. A los nostálgicos siempre os quedará Fama School, la versión infantil del bailoteo, pero con los mismos profesores. Go, Rafa Méndez, Go. Ahora que se acaba el programa han descubierto que podía forrarse con el tema, así que para acabar de exprimir el formato, se van a llevar a los recién licenciados de gira. Lo más fuerte es que seguro que llenan el Palau Sant Jordi. Mi gran duda es: ¿se van a llevar a Marcos? Yo opto por darle la misma beca que le han dado a Vicky a ver si le enseñanan a bailar un poco y se puede presentar al próximo Tienes Talento.

Fama

Scroll To Top