Welcome to 90210, bitches

90210

Mucho se ha hablado estos días del posible retorno a la televisión del clásico entre los clásicos Beverly Hills 90210. Aunque era sólo un rumor, se puede imaginar la magnitud de la noticia al ver el tsunami de furor uterino que recorrió el planeta.

Los auténticos chicos de Beverly Hills dicen que nadie ha contactado con ellos para hablar del proyecto, pero la loca de Tori Spelling (reverenda Tori Spelling) dijo que estaría encantada de volver a la serie para interpretar a una MILF (Mother I`d Like to Fuck). Ella siempre con sus sueños imposibles. Donna Martin graduates!

Pero aunque se hagan los remolones, seguro que todos se pondrían a hacer cola para que les llamasen. Solo hay que ver los derroteros que han cogido sus carreras: Dancing with the stars, realities variados y películas de sobremesa. Y es que es muy difícil sacarse el sambenito de ser la estrella de Sensación de Vivir. No diré estrellas infantiles, porque ya eran todos mayores de edad cuando pretendían ir al instituto: Luke Perry tenía entradas, Tori Spelling se había operado varias veces y juraría que Gabrielle Carteris hizo la comunión con Sara Montiel.

beverly

Lo que más me sorprendió del tema es saber que Rob Thomas, creador de Veronica Mars, estaba al frente del proyecto. Superada la perturbación inicial, recordé que la fiebre de los remakes de Thomas no quedaba sólo en eso, si no que también quería revivir a la vieja y cancelada Cupid. Hace unos días, la ABC le dio luz verde definitiva al proyecto, cosa que hace un poco más improbable que nos vuelva a invadir la Sensación de Vivir (que me llame el artífice de la traducción). Que nos cojan confesados.

Si queda alguien que recuerde Cupid, sabrá que contaba la historia de Trevor Hale, un paciente de una psiquiatra porque afirma ser Cupido y tener la misión de crear 100 parejas para que le permitan volver al monte Olimpo, de donde ha sido expulsado por Zeus por ser un arrogante. Un papel perfecto para Jeremy Piven. Tremebundo. Ah, pero por supuesto nuestro amigo Jeremy no volverá a encarnar a Cupido ahora que gana sus Emmy’s y ya no recurre a su amistad con John Cusack.

Piven

Yo nunca he sido muy fan de los remakes, así que preferiría dejar las cosas como están e intentar no mancillar mis recuerdos. Además, ahora que Rob Thomas va de off-beat por la vida, seguro que intentaría darle un toque noir y la serie se alejaría del entrañable pijismo naif al que estamos acostumbrados. Si antes para asustarnos de muerte era suficiente con que Brenda perdiese la virginidad y cortase con Dylan bajo los compases de Losing my religion, ahora para sorprender a los aventajados jóvenes, tendrían que meter al hijo de Brandon en una bacanal psicotrópico-gay al ritmo del YMCA.

Scroll To Top