Los Bateman

Batemans

El otro día viendo Juno, me di cuenta de la triste realidad: Jason Bateman se ha hecho mayor. Uno de mis primeros amores infantiles está hecho un cromo a los 39 años. Claro que, después me vino a la cabeza su hermana Justine y decidí que el envejecer mal era algo genético en la familia Bateman.

En los tiempos en los que Justine Bateman interpretaba a la Mallory Keaton, la hermana cabezahueca de Michael J. Fox, la chica era poco menos que una sex symbol adolescente. Hasta tuvo sus escarceos con pichabravas de la época como Billy Idol, Warren Beaty y, ojo al dato, ¡MacGyver! Después le dio por abandonar la interpretación y dedicarse a causas más nobles como diseñar ropa (los diseñons son hor-ren-dos). Se conoce que no habrá tenido mucho éxito en su empresa, porque el año pasado la pudimos ver interfiriendo en la vida amorosa de Marin Frist en Men in Trees.

Batemans

Recordémoslos tal y como eran antes: Justine era un primor y, lamentablemente, en esta foto Jason tiene cara de mongol, pero era una monada también. Claro que tras sus inicios fulgurantes en La casa de la pradera, Silver Spoons y La Familia Hogan, Jason entró en hibernación durante toda una década. Ya se debía estar imaginando que tendría que ayudar a su hermana en el negocio de las bragas de punto cuando Mitchell Hurwitz le reclutó para protagonizar Arrested Developement. Rodada cámara en mano y prográmandose en Fox, Arrested Development tenía todas las papeletas para convertirse en serie de culto. Y para ser cancelada también.

Jason vuelve a estar en la cresta de la ola, así que podría echarle un cable a su hermana, pasar los dos por la peluquería y volver a colocar sus nombres en las listas de hermanos actores, ahora que a los Arquette y a los Baldwin ya los tenemos colocados.

Scroll To Top