Las promos de la tele pública

Ser tele pública en los estados juntitos es realmente duro. Nada que ver con el modelo europeo en que la mayoría de la pasta procede de las arcas del Estado (¡qué rancio queda esto de las “arcas”!) o de la venta de publicidad cual tele privada al uso.

Allí la mayoría de la pasta para la tele pública, abanderada por la PBS, la sacan de donativos, subastas y, especialmente, afiliaciones de las emisoras, en su mayoría formadas por centros educativos o asociaciones comunitarias.

El resultado es una programación donde predomina el arte, la ciencia, la historia, los espacios infantiles y la crítica social. Sus promos son un claro reflejo de los derroteros que toma la programación y, además, suelen buscar el componente emocional para reforzar el orgullo gafapastil.

No digo que esto sea chungo, ya que la mayoría de las promos son ciertamente pirulachas. Ahí va una de mis preferidas:

Tampoco está nada mal la del fotomatón operil, aunque la del karaoke y la bolita es especialmente sensiblera, y la del nemo inquieto resulta graciosa al final. Sin embargo, para los fans de Sesame Street, uno de los mayores logros de los chicos de la PBS, os dejo con la del pájarraco gigante, que la disfrutéis:

Scroll To Top