Pushing Daisies… much ado about nothing?

Pushing Daisies

Si el año pasado la serie más comentada fue “Studio 60 on the Sunset Strip”, este año esta siendo “Pushing Dasies”. Y, ¿qué le pasó a “Studio 60”? Pues eso es lo que creo que le va a pasar a “Pushing Daisies”. Creo que ya está claro que ser critically aclaimed no es, para nada un buen presagio. Siempre he pensado que es mucho mejor correr por la banda y acabar triunfando que hacer mucho ruído y acabar pegándote el castañazo.

No voy de pitonisa maruja, ni mucho menos, pero creo que la sobreexcitación con esta serie es totalmente desorbitada e incoherente. ¿Desde cuándo una serie de fantasía ha sido un bombazo? ¿Desde cuándo los cuentos de hadas copan el prime-time? No me malentendáis, la serie tiene una estética muy lograda (Viva Tim Burton) y la actuación es más que correcta, pero no creo que eso sea suficiente para hacer perdurar una serie. Ojalá me equivoque, pero esta es una de mis apuestas de cancelación. Quizá se convierta en algo de semi-culto posteriormente tipo “Wonderfalls” (mismo actor, mismo productor, mal karma), pero creo que aún no se pueden lanzar tantas palomas al viento, como se está haciendo.

En la blogosfera teléfila española, todo el mundo ha hablado de ella como lo más de la próxima temporada y gentes pudientes como Ausiello en la TV Guide o la gente del New York Magazine han dicho desde que “la ABC ha encontrado su nuevo Lost” a que “posee la inteligencia y rapidez de Las Chicas Gilmore“. Sí, claro, en eso estaba yo pensando.

Es como todo, uno dice que le mola la estética, entonces su primo asiente, el otro le copia el video en su blog, el de más allá empieza a encender la pipa y, cuando nos queremos dar cuenta, toda la familia se ha calzado las gafas de pasta y han decidido que esa serie es digna de su magna sapiencia y de habitar al lado de toda su colección de Lars Von Trier.

A todo esto, no hemos dicho de qué va la historia. Resumiendo: Ned puede devolver la vida a todo aquello que está muerto. Eso sí, no le puede volver a tocar pues, si no, morirá de nuevo. Además, si revive a un muerto y le deja “en vida”, alguien a su alrededor muere. Está claro, la muerte tenía un precio. Total, la broma cósmica está en que revive a su amor de juventud pero, claro, no la puede tocar, de lo contrario la matará. Y es que, los muertos, muertos son. ¿Que no hemos aprendido nada tras siete entregas de Harry Potter?

Aquí va la promo extendida. Que sí, que es bonita.

Lo que podría hacer que esta serie acabase viendo la luz es el hecho que, Ned use su don con los difuntos para resover misterios e ir por el mundo haciendo el bien, a lo “Ghost Whisperer” pero sin la insoporteibol Jennifer Love-Hewitt. Fantasía Forense la llaman. Pero qué poéticos son algunos.

Y siguiendo con el pirulachismo que envuelve a las cadenas últimamente, la ABC va a hacer el primer pase del piloto en un cementerio de Los Ángeles. Más que nada, para ambientar. Y es que no se me ocurre lugar mejor para mirar la tele. Siempre puedes apoyar el mando en la lápida de al lado.

Scroll To Top