Don’t Hassel the Hoff

Es lamentable ver a tus mitos infantiles caer. Por si no hubiese sido lo suficientemente duro ver en qué se convirtió Enrique del Pozo y que Pancho fuese drogaditto, Michael Knight resultó ser un loco de la pradera.

Por si no hubiese sido suficiente enterarnos que era un ídolo de masas en Alemania y tener que visionar videoclips como esta versión psicotrópica de Hooked on a Feeling, se hace fotos inquietantes vestido de mujer y obliga a sus hijas adolescentes a grabarle mientras está en un estado lamentable de embriaguez.

Como ya vio que había tocado fondo, supongo que ahora intenta relanzar su carrera mediante la explotación implacable de su época dorada. Lo último es este videoclip donde se disfraza de nuevo de Michael Knight e intenta ligar enseñanado su super coche que es, por supuesto, Kitt. La canción, con garra, con fuerza, está titulada Jump in my car.

Qué lamentable es verle alardear de pecholobo rompebragas antes esas mujerzuelas. Patético, pero no puedo dejar de verlo.

Y recordad, niños, Don’t Hassel the Hoff, que vendría a ser algo así como No fastidiéis al Hoff. Ai, qué pena más grande. pero yo quiero la camiseta…

Scroll To Top