Fame! I want to live forever!

Fame

Uno de mis placeres culpables de este verano es Fame, porque la fama cuesta, qué narices, y ya llevo semanas pagando con sudor el tener que quedarme en la city sin aire acondicionado.

Supongo que cuando te pones en plan revival con tanta ilusión tiendes a elevar tus niveles de benevolismo ante lo que a priori puede ser un producto que recuerdas con cariño pero que seguramente ha envejecido fatal, y más si es fruto de esos extraños 80. Será por eso, quizás, que más de 20 años después no me ha importado en absoluto volver a engancharme a Coco, Bruno y Leroy.

Fame

De pequeña estos chicos me parecían lo más molón del mundo mundial y, en una época en la no había ni LOGSE ni bachilleratos artísticos ni nada que se le pareciera, esa pandilla de excéntricos proyectos de artistas en New York me parecían las personas más afortunadas del universo. Ahora me enfrento a la cruda realidad: se trataba de niñatos confundidos en una High School que les preparaba para una futura carrera artística. Eso sí, era la High School más pirulacha de la historia de las High School, frak, muchísimo más que Sunnydale High.

Sí, parece que de un momento a otro va a entrar a un aula Sidney Poitier, y sí, las gamberradas de esos chicos no tienen nada que ver con las cabronadas a las que nos tienen acostumbrados ahora, y también, sus profesores pueden hacerte subir los niveles de azúcar. En serio, yo recordaba el discursito de la profa de baile en el gimnasio como un rapapolvo de cuidado y ahora resulta que casi podría ser una frase de Blancanieves:

Yo cambiaría lo de “pagar con sudor” por “pagar con sangre”. Resulta mucho más visual. ¡Ah! Señalo, además, que el rollito que se llevaba la profa con Leroy era de lo más sospechoso… Hoy en día habría tardado 3 episodios en beneficiarse a algún alumno entre baile y baile.

Anyway, me están entrando ganas de recuperar mis antiguos calentadores a pesar de que la temperatura media estos días de mi piso es de 30 grados. Placer culpable de verano que estoy disfrutando como se disftuta una cerveza una tarde de calor. Y como estoy contenta y me siento generosa, ahí va un video de la madre del amigo de Veronica cantando el mítico tema que espero que en vosotros produzca el mismo efecto que en mi. Disfrutadlo.

¡Ah! Y el bonus track: adivinad quién es la jovenzuela de la foto que se marcó un papel de actriz invitada en el piloto.

Fame

Scroll To Top