Series de mujeres en la ciudad

Esta temporada vamos a poder ver lo que da de sí la franquicia “Sex & the city”, pues NBC y ABC se enfrentan con productos peligrosamente similares. Las dos son midseason replacements y se han ordenado 13 capítulos de cada una. De la autora de “Sex & the city” nos llega “Lipstick Jungle” (NBC) y de los productores de “Sex & the city” nos llega “Cashmere Mafia” (ABC). Sólo pensarlo ya de un poco de vértigo, pero vamos a intentar encontrar las diferencias entre la una y la otra e intentar decidir con cuál de las dos nos quedamos.

Lipstick Jungle

Lipstick Jungle” tiene ventaja, de entrada, en mi DVD pues está basada en el libro homónimo de Candace Bushnell, que yo me he leído. Esta serie la venden como una evolución natural de “Sex & the city”, pero estas mujeres ya no buscan a Mr. Big, si no que ellas son Mr. Big. La serie sigue las vidas de tres amigas ya entradas en la cuarentena que forman parte de la lista de las mujeres más poderosas de New York. Wendy Healy (Brooke Shields) es Presidenta de Parador Pictures, Nico O’Neilly (Kim Reaver) es editora jefe de la glamurosa revista Bonfire y Victory Ford (Lindsay Price) es una famosa diseñadora de moda.

Sinceramente me sorprendió la elección de Brooke Shields para el paper el Wendy, si cabe el más complejo y menos agraciado de todos. Sorprendente también fue la elección de Lindsay Price para encarnar a Victory, mi personaje favorito del libro, ya que es el más divertido y despreocupado. Además, Lindsay era Janet en “Sensación de vivir”. Y eso es muy grande, tíos.

Lo único que me preocupa de los pilotos presentados para pitching es que hay muchos cambios de última hora y se vuelven a grabar casi enteros para su emisión definitiva. Eso hace que muchos actores que salían en el preview, se caigan de la lista cuando las series son elegidas por las cadenas. De entrada, la primera elección para interpretar a la dura Nico no fue Kim Reaver (“24”), si no Melissa George, la asquerosa Lauren de “Alias”. Mejor. Pero lo que realmente me da pena es que creo que, dos de los que se han caído de la lista a último minuto eran dos caras que quería volver a ver en mi pantalla. Por un lado Scott Cohen (¡Max Medina!) como el vago marido de Wendy y Andy McCarthy como el multimillonetis novio de Victory. Una pena, sí señor.

Cashmere Mafia

Os confesaré que “Cashmere Mafia” me da mucho palo y mi objetividad se ve comprometida por el hecho que tres de sus cuatro protagonistas me caen mal. Y eso es un porcentaje muy alto. Las cuatro Maris estas son cuatro amigas treintañeras intentando compaginar su ascenso laboral con sus agitadas vidas amorosas. Lucy Liu (sí, ella…) es Mia, Frances O’Connor (la normal) es Zoe, Bonnie Sommerville (¡es Mona!) es Caitlin y Mirando Otto (“El señor de los anillos”) es Juliet.

Como ellas siguen los pasos de otras mujeres liberadas como Julia Otero y Ana Rosa Quintana, en plan las-mujeres-unidas-jamás-serán-vencidas, forman su propio club de hombres, donde se ayudan entre ellas para poder sobrevivir en este duro mundo masculino, o sea, para pisar a todo dios con sus Manolo Blahnik. Puff, me da un palo que ni os lo podéis imaginar. Sólo pensar que la describen entre una mezcla de “Sex & the city” y “El diablo viste Prada” me sale un sarpullido en el culo. Pero, de nuevo hay algo que me dice que seguramente será un culebrón de los que tanto nos gustan, pues es una serie creada por Darren Star. Picture it: “Sensación de vivir”, “Melrose Place”.

No entiendo muy bien el movimiento de la ABC al seleccionar dos series tan iguales en su planteamiento como son “Cashmere Mafia” y “Big Shots”, la nueva serie de Michael Vartan. Por lo que he leído, la única diferencia entre ambas series es el género de sus protagonistas.

Y si todo esto no fuese suficiente, cada vez toman más cuerpo los rumores que apuntan que se filmará un película de “Sex & the city”, the original. ¿Es necesario?

Scroll To Top