Pippin, la perra de la tele

Dedico este post a los fans de los perros, perritos y Rex varios del mundo. ¿Por qué? Porque hoy vengo con un par de videos de esos que la tele 1 de antaño (la primera de ahora, lo que son las cosas) nos regalaba cuando le daba por ejercer su función de televisión pública y se proponía educar a las masas a golpe de kleenex.

Venga va, que ahora viene el de la lagrimilla.

A riesgo de parecer el hermano chungo de los Dalton, confesaré públicamente que los chuchos en general no son santo de mi devoción, por lo que, ni siquiera entonces, allá por el 88, me conmovieron demasiado estos anuncios que emocionaron al resto de la humanidad (y ganaron premios a mansalva) a pesar de que, no seamos hipócritas, el mensaje apesta.

No negaré, sin embargo, que la perrita Pippin era mona, a pesar de ser una perra, inglesa para más señas. Pippin fue también, y fugazmente, la estrella de la serie Woof!, en la que un niño se convertía en perro. Aunque la serie se alargó 7 temporadas, Pippin, nuestra Pippin, solo participó en los primeros episodios para ser luego substituida por algún familiar clavado a ella.

Que sepáis que su dueña y la de toda su progenie, Ann Head, es la jefecilla de Animalation, una academia que entrena a los perros y gatos con el factor X que luego vemos en la mayoría de anuncios y películas. ¡Qué decepción, yo que pensaba que el anuncio se basaba en hechos reales!

Scroll To Top