“Heroes”: 5 ideas a tener en cuenta

En ocasiones, nuestra implacabilidad nos aboca a la crítica despiadada de lo que, a fin de cuentas, no es más que un episodio algo torpe. Desde esta humilde casa, queremos calmar las iras que se han levantado ya en contra de “Heroes“. A los advenidizos criticones diremos que, aún no hay pruebas suficientes de que esta serie sea un truño como una catedral y que, antes de levantar las hachas, tendríamos que mirar las cosas con perspectiva y saber apreciar la que ha sido una de las primeras temporadas de serie más brillantes de los últimos tiempos.

Como almas caritativas que somos, vamos a lanzar cinco ideas a tener en cuenta para que la segunda temporada de “Heroes” supere, si cabe, a la anterior. Todo lo que diremos es desde la más profunda estimación y el convencimiento absoluto de que, la temporada que viene, “Heroes” va a molar más que el Avecrem.

Peter

SPOILERS…que se me pueden escapar sin querer

1. APRENDER LO QUE ES UN CLIFFHANGER
Una serie como “Heroes” no se puede permitir un fin de temporada tan descafeinado. Siendo la serie revelación, se le presuponía un final emocionante, acorde con el desarrollo de la temporada. Hiro Nakamura corriendo delante de un ejército de japoneses del año del pedo NO es un cliffhanger. Uno bueno hubiese sido que resulta que Sylar fuese hijo biológico de mamá Petrelli o que resulta que Peter es un Tyler Durden cualquiera y resulta que está en el frenopático de Hurley.

2. NO DESVELAR TODA LA TRAMA ANTES DE TIEMPO
Durante la mayor parte de la temporada pensé que, a pesar de lanzar muchos spoilers y sneak peeks, los creadores de la serie, siempre se las ingeniaban para sorprendernos. Pero después del parón, nada fue lo mismo. Un hiato tan largo, lo único que ha propiciado es que la información se filtrase demasiado y que los guionistas exhaustos, se dejasen llevar por el éxito y finalizasen la temporada de cualquier manera. No puede ser que mueran 3 en un episodio y a mí me la sople. No puede ser que Sylar huya y me importe un pedo. Las cosas pueden ser previsibles, pero no estar vendidas antes de tiempo. Si no, chatos, es más aburrido que ver “Médico de familia”.

Sylar

3. DAR UNA FUNCIÓN ESPECÍFICA A CADA PERSONAJE
Es imposible forjar lazos con el público si tienes 300 personajes y, muchos de ellos, no tienen una función específica en la historia. Mohinder vaga por la serie con la excusa de la lista, aunque yo tengo esperanzas para él. D.L. no hace mucho más que ser el padre de Micah y Nikki le sigue de cerca con esa putada de poder que tiene. El pobre Greg Grunberg vuelve a estar desaprovechado, los polis, la familia y amigos de los Bennet…todos de relleno. ¿Vale la pena pagar a tanta gente si no van a hacer NADA? Es que después la palman y te da todo igual.

4. NO JUSTIFICAR LAS CARENCIAS DEL GUIÓN CON PODERES
No puede ser que la loca esa con el poder de transfiguración, pueda mutar todo lo que se le antoje a medida que avanza la trama. Ahora cambio yo, tú, él, la casa, el micrófono, las chichas, no micrófono. A lo que iba, que hay demasiados fallos de continuidad como para hacer plausible una história fantástica de por si. Contratemos a un becario para que se repase los guiones finales a ver si se entera de cómo narices fluye la información entre los personajes de esta serie, sin tener que acudir a los puñeteros comics. Que sí, que la Global Experience está de puta madre, pero no déis por sentado que todos vuestros espectadores escarban en internet en busca de la verdad y de la plantilla de la marca heróica para tatuársela en el culete.

5. VER MÁS PELÍCULAS DE ACCIÓN PARA VER CÓMO SE HACE UNA PELEA
Miren un poquito de “Dragon Ball” ni que sea. Ya que tienen poderes que los usen y no vayan ahorrando en post-producción y que Peter tenga que tumbar a Sylar a hóstias. Esto no hay quien se lo crea. Quiero ver vuelos, patadas en el aire, fuego, ira, rayos, truenos y centellas. Para ver guantazos, me pongo una peli de Steven Seagal.

Entendemos que las expectativas eran tan altas que se hacía imprescindible una lucha épica Sylar/Peter como la que se vislumbró al final de “Five years gone”. Que hubiéramos podido dormir aunque alguno de nuestros prefes la hubiera palmado con honor y sufrimiento, y, en nuestro caso, nos habríamos quedado más agustito sin esa redención final de Nathan. Este rollo pastelero de “como eres mi hermano, voy a morir contigo”, apesta tanto, que espero que la palmen los dos para darle un poco de emoción al asunto. O sea, que al fin triunfará el amor y tal y cuál, pero nótese que “Heroes” no en “Cinco hermanos“, así que no hace falta que todo el mundo haga las paces.

Y por favor, que dejen de decir “You are my hero“. Es tan cutre que me quedo sin palabras.

Hiro

Scroll To Top