La Primera Dama

Stockard

A mí me gustan las mujeres fuertes, las que son capaces de desmontarte con sólo una mirada y que no esconden su poder tras una sonrisita tonta y pucheritos de tontita. En el momento que descubro un personaje así en televisión, hay un 90% de probabilidades que me acabe enganchando a la serie. La verdad es que “El Ala Oeste” me hubiese gustado igual pero cuando Stockard Channing entró por la puerta de una fiesta como la Primera Dama, casi salto del sofá de la emoción.

Abigail Bartlet es la-caña-de-españa. Luchadora, lista, cabezota y, con mucha mala leche. En los pasillos de la Casa Blanca es más temida que el propio Presidente. De hecho, él es quien más le teme. Médico de profesión, se ve obligada a dejar de lado su carrera, debido a la violación de la ética médica al administrarle a su marido medicamentos sin receta, para ocultar que padece esclerosis múltiple. Poco a poco se fue cansando de la parafernalia política y decidió trabajar como voluntaria en una clínica gratuita de Washington, siempre más interesada en la moral y los derechos de las mujeres y los niños, que en el politiqueo burocrático.

Yo no puedo ser objetiva con esta mujer pues, desde mi tierna infancia que se hizo con nuestra simpatía al interpretar a Rizzo, la líder de las Pink Ladies en “Grease”, la cinta beta más rebobinada en la historia de nuestra casa. Ahí ya demostraba sus capacidades para patear culos de propios y ajenos y comerse en pantalla a cualquiera que se le pusiese al lado. Pobre Sandy… era taaaan pava.

¡Viva Abbey Bartlet! ¡Larga vida a Stockard Channing!

abbey

Jed Bartlet: Podría saltar encima de ti ahora mismo.
Abbey Bartlet: Podría matarte ahora mismo.
Jed Bartlet: Mi idea es más divertida.

——————————–

Jed Bartlet: No tuvimos ocasión de hablar anoche.
Abbey Bartlet: No creo que tuviésemos que hacerlo.
Jed Bartlet: ¿Hablar?
Abbey Bartlet: No.
Jed Bartlet: ¿Nunca?
Abbey Bartlet: Oh, si bastase con desearlo, Jed.

——————————–

Abbey Bartlet: Tienes un gran cerebro, un buen corazón
y un ego del tamaño de Montana. Así es, Jed.

Scroll To Top