Ray Romano… arf arf

ray

Todos tenemos alguna que otra manía. Yo tengo muchas. Hay gente que me cae muy mal y después hay otros seres como Ray Romano. No puedo con él, me horripila, me saca de mis casillas y me hace clamarle a dios.

Es que es verle, y se me erizan los pelos de la nuca. Por muchas vueltas que le de, nunca llegaré a entender como la bazofia de “Todo el mundo quiere a Raymond” se mantuvo 9 temporadas en antena y cosechó Emmy’s hasta el final. En 2004, Romano llegó a ser el actor de comedia mejor pagado de la historia de la televisión, cuando la CBS le soltó 50 millones de dólares por temporada. Que baje dios y lo vea, porque lo que es yo, no doy crédito.

Esta gran serie trataba el novedoso tema de los enredos de una familia de clase media yanqui o, cómo Ray Barone y su mujer se relacionaban con los absorbentes padres de él y su hermano medio tonto. He aquí la única cosa decente que tenía esta serie. Los suegros malditos, Doris “Mildred Krebs” Roberts y Peter “Jovencito Frankenstein” Boyle, que le daban un poco de caché a la estulticia que envolvía a tan manida sitcom.

No sabéis lo que era ver que año tras año, alguien de esta serie iba barriendo los Emmy’s para casa y Friends se iba de vacío. No puedo con él; es superior a mis fuerzas. Y no es en plan, “Ai Meredith, que lerdita eres”. No. Ray Romano tendría que abandonar el humor, ya que este le abandonó hace tiempo.

Y, encima, la mente preclara de Milikito Aragón, no se le ocurre nada más que versionar la serie y hacer que los pobres hispalenses tengamos que tragar ración doble de truño al ver la tele. Como os podéis imaginar, “Casi Perfectos” duró tan sólo una temporada en antena. Qué visionario ha sido siempre el Dr. Martín

¿Qué actores creeéis que tendrían que acompañar a Ray Romano al País de Nunca Jamás?

Scroll To Top