My two dads

2dads

Esta mañana hablando con un compañero, recordaba que yo, de pequeña no veía mucho la televisión, pues hacía un montón de actividades extraescolares pero, al mismo tiempo recuerdo haber visto de todo y yéndome a dormir a una hora prudente. ¿Cómo puede ser? Grandes misterios que intentaré resolver antes de cumplir los 30.

My two dads” o “Tinc dos pares” como yo la conocía, estaba protagonizada por Nicole (Staci Keanan), una niña de 12 años que, al morir su madre, la juez de menores decide que debe ir a vivir con su padre a New York. El problema es que nadie sabe a ciencia cierta quién es su padre ya que su difunta madre tuvo relaciones sentimentales al mismo tiempo con Michael (Paul Reiser) y Joey (Greg Evigan). A pesar de ser grandes amigos desde la infancia, y beneficiarse a la misma mujer, Michael y Joey no podrían ser más diferentes. Mientras que Michael es un yuppie de éxito, disciplinado y maniático del orden, Joey es un pintor bohemio y soñador que vive la vida desde una perspectiva más laxa que Michael.

A pesar de lo poco plausible que era la premisa de la serie, los guionistas se las ingeniaron para durar tres temporadas con la base en la relación à la “Extraña Pareja” de Michael y Joey. Aunque, las primeras temporadas se centraban más en el choque cultural de los dos padres en la toma de decisiones educacionales para Nicole, hacia el final de la serie, la mayor preocupación de Michael y Joey era la vida amorosa de la niña, pues ella, como su madre, también se debatía entre dos chicos: el guaperas Zach (Chad Allen) y el buen-amigo Cory (Giovanni Ribisi).

2dadys

La vida de esta familia moderna se debatía entre el super loft de Manhattan donde vivían los tres y la cafetería de abajo, regentada por Ed Klawicki (el ex-jugador de futbol americano Dick Butkus). Siempre está bien tener un lugar cerca donde acudir a ahogar tus penas en batido de cocholate. En España, está claro que sería un bar Manolo, donde te acompañaría el sonido ludopatizante de las tragaperras mientras intentas despegar las suelas de tus zapatos del fritangoso suelo.

Se podría decir que “My two dads” es un offshot (más que spin-off) de “Juzgado de guardia” pues la juez Margaret Wilbur (Florence Stanley), interpretaba al mismo personaje en ambos shows y era quien se encargaba de velar por el bienestar de Nicole pues, a parte de dar la custodia a ambos, compra el edificio donde viven y así puede colarse en su casa cada dos por tres para ver si todo va bien. Porque, como buena serie ochentera, todos los capítulos estaban impregnados de una pátina de moralidad y buen hacer por parte de los adultos de la serie, pues todo lo que hacían siempre era por el bien de la niña. Acabáramos.

Como era de esperar, nunca descubrimos cuál de los dos era el verdadero padre de la criatura, pues Nicole prefirió tirar la prueba de ADN a la basura antes de malbaratar su felicidad producida por la inopia. Os dejo con la intro, para los que necesitéis más refresco de memoria.

Scroll To Top