Mmmmm, igualito que el vino

Todos tenemos un pasado, para qué negarlo, claro que el pasado es mucho más patético para los que sufrimos parte de nuestra adolescencia durante los 80, pero en fin.

Hace algunos meses estaba yo haciéndole un repaso a los 15.000 canales de televisión que tiene mi hermana (I love NY) y mé topé con la película “Can’t buy me love”. Los que, como yo, seáis adictos a las comedias románticas -subsección institutos americanos- seguro que la recordáis.

Sí amiguetes, es Patrick Dempsey haciendo de nerd, miembro del club de ajedrez y de la comunidad del algoritmo. ¡Qué terrible adolescencia tuvo este chico! Porque no es que hiciera de nerd, es que tenía toda la pinta de presidir el club de los Nerds Unidos de América.

Afortunadamente, dios existe, es bueno, teligioso e inventó el cuello alto.

Book

Scroll To Top