Rodrigo Santoro ¿morirá?

¿SPOILERS? QUIZÁ SÍ…

Rodrigo

Como ya sabéis, ahora ya no es cool decir que te mola “Lost” así que yo, aunque esté a punto de divorciarme de la serie reivindicaré el puesto que se merecen, al menos, las dos temporadas ya emitidas de este hijo de JJ. Abrams. Yo soy así, no me gustan los gafapastas, pero yo llevo gafas de pasta, así que ¿soy metagafapastista en mí misma? Total, que viva “Lost“, joder, y el que diga que no mola que venga a decirmelo a la cara…que nos iremos a tomar una cañas.

Es verdad que esta noticia hace un tiempo me habría sorprendido mucho más pero bueno, de todo se tiene que aprender, y los niñatos que JJ ha dejado a cargo de la serie (veáse Damon Lindelof y compañía) tendrían que aprender a mantener las bocazas más cerradas. Tanto que si quien morirá, que si no vamos a resolver lo de los números, que si “Lost” tiene un final… a ver, dejaos ya de tantas chorradas de primerizo famosete y poneos a escribir como dios manda, que para algo os pagan, huevos.

El primero en decir que su personaje moriría fue Matthew Fox, pero noticias recientes nos han descubierto que este tío es un cachondo y un cabrito de mucho cuidado. Y si bien es verdad que el personaje de Jack no saldrá en la serie durante algunos capítulos, no va a ser él el que muera, de momento. Es ahora Rodrigo Santoro, en la edición brasileña de la revista “Rolling Stone“, el que reveló que su personaje en “Lost“, el prenscindible Paulo, va a morir antes de finalizar la tercera temporada. Evidentemente, no reveló detalles sobre la muerte del personaje, más que nada porque no lo saben ni los propios guionistas, pero estas escenas se están rodando este mes de Enero en Hawai.

Vamos que lo que dice el buenorro de Santoro es que ha estado muy contento de participar en la serie, bla-bla-bla, que ahora quiere dedicarse más a su carrera cinematográfica, bla-bla-bla, y que estaría encantado de aparecer alguna otra vez en un flashback, bla-bla-bla. Lo típico, vamos, que Rodrigo la diña, así que ya podéis aprovechar en mirarle las abdominales hasta la saciedad… es que su culo no es nada del otro mundo.

Scroll To Top