Qué te has hecho… Nikki Cox

Risto

No sé qué le han hecho a la pobre, que ha pasado de ser una ídola neumática de masas a un palo de escoba botoxizado. Como podéis ver en el antes, Nikki se hizo famosa con su personaje en “Unhappily ever after” debido a su tendencia al destape y su generosidad carnal. En palabras de la propia Nikki, su personaje en la serie, Tiffany Malloy, era lista, virginal e iba vestida como una puta barata. Y por ello te hiciste famosa y cuantos adolescentes solitarios te lo agradecieron en la intimidad de sus habitaciones. Yo tengo más de un amigo que adoraba la imagen de Nikki Cox al lado de su colección de figuritas del Warhammer.

Actualmente, sale en “Las Vegas“, serie que me encanta y algún día os explicaré por qué. Se ve que Nikki debe querer dejar de lado esa imagen de zorra buscona, porque su personaje, Mary Conell, es más bien una santa liberada (porque pechuga sigue enseñando) que organiza los eventos del Montecito y mira con ojitos de tierna a Danny McCoy (¿quién no?).

Vamos, dejando de lado el hecho que a poca gente le queden bien esa suerte de vestidos-bufanda que me llevaba en los ’90, Nikki Cox representaba la mujer-mujer. Tía buenorra con un par de tetas y sitios a mansalva por donde cogerla. Pues se ve que ella no estaba de acuerdo, porque miren ustedes como se ha quedado ahora. O más bien, la han dejado, porque chata, esa boca no era tuya.

Nikki Cox es conocida por liarse con sus compañeros de reparto: primero Kevin Conolly (su hermano en la serie y actual de “Entourage“) y luego Bobcat Goldthwait, voz del Sr. Floppy y 15 años mayor que ella, y hasta Josh Duhamel. Pero en febrero se comprometió con Jay Mohr y así se ha quedado. Y, para los que no lo sepáis, él es un poco gilipollas. Que lástima por diox. Tiene un año más que yo y parece mi madre. ¿Alguien les va a decir que dan más miedo con botox que sin él?

Scroll To Top