El efecto Sesame Street

Me encantan las apariciones especiales de los famosos en “Sesame Street“. Siempre me acuerdo del capítulo de “The West Wing” donde C.J. (Allison Janney), la secretaria de prensa de la Casa Blanca le recomienda a la Primera Dama (Stockard Channing) que para limpiar su imagen, lo mejor que puede hacer es aparecer en “Sesame Street” e interactuar con los personajes pues, de este modo, la gente la sentirá más cercana que si se fuese a discutir políticas anti-abortistas a la CNN. Evidentemente, funciona.

Esta semana tenemos a T.R. Knight en Barrio Sésamo confraternizando con esos bajitos de felpa, después del follón que se montó con su salida del armario y la pelea de machos que desató un comentario homófobo contra él, proferido por Isaiah Washington. Vamos, que para volver a ganar la imagen de dulce terrón de azúcar que cosechó en “Grey’s Anatomy“, no hay nada como aparecere en un programa infantil de consumición adulta y culta.

Entonces, si eres un actor adulto y culto, no hay nada como “Sesame Street” para prodigar tu sapiéncia y saber estar, como en el caso de Natalie Portman. Que combinación, por dios, oro puro. Hasta el mismo Nietzsche volvería a creer en Dios después de ver a la Portman con la cerdita Peggy

Y lo mejor de todo es que, este programa es más antiguo que el pianista de Parada, con lo cual, han pasado centenares de estrellas y estrellados por los platós de la PBS. Así que os traigo un video vintage donde aparecen, ni más ni menos que C3PO y R2D2. Ellos no necesitan ni presentación ni justificación.

Scroll To Top