Michelle Rodríguez, jornada de puertas abiertas

Rollo Bollo

Kristanna & Michelle: Te lo voy a chupar todo…

Sé que últimamente parece que estoy dejando de lado los análisis televisivos y me estoy entregando en cuerpo y alma al destripe cotilleístico. Quizá es verdad, pero todo son fases, y sé que os mola. Y además, hoy no podía dejarlo escapar: a Michelle Rodríguez le va la carne y el pescado. Ahí, ahí, controlando todo el ganado. Y haciendo amigos por todas partes, porque lo de robarle el novio a Kylie Minogue fue muy feo.

Desde su debut en “Girlfight”, Madame Rodríguez siempre ha tenido fama de pandillera chunga, como Shannen Doherty, que la ha llevado a estar detenida por varios contenciosos: conducir borracha, pegar a gente en discotecas, saltarse la condicional. Pero lo que más morbo ha desatado estos últimos años han sido sus tendencias sexuales. Desde que en 2001 empezase una relación con el enorme Vin Diesel, Michelle ha sido preguntada una y otra vez sobre sus gustos carnales y a pesar de que nunca confirmó su pasión por el pescado (las chirlas, vamos), este verano dijo a Cosmopolitan que había “experimentado con mujeres”. Chata, ¿eso qué quiere decir? ¿Qué jugabas al Quimicefa con una tía en bolas?

Total, que sin que ella haya confirmado nada personalmente, su amiga Kristanna Loken dijo ayer a la revista gay The Advocate que son novias. Toma castaña. Kristanna Loken ya había comentado abiertamente su bisexualidad (ella lo llama conectar con el aura y la energía de las personas…), pero si ha dicho eso a los medios sin fornicarse de verdad a Michelle, conociendo a esta, le va a dar de hostias hasta el DNI.

Hostias

Vas a pillar la del pulpo.

Scroll To Top